SATURNO

Saturno en tránsito

Saturno es visto como el «malhechor» en la astrología clásica. Una visión más moderna es que representa un desafío que nos sitúa ante la oportunidad de un mayor desarrollo. Su posición en las casas indica en qué área de la vida las dificultades pueden aparecer, en dónde están nuestros temores y debilidades, aunque también puede aportar estabilidad a determinadas situaciones. En este sentido Saturno nos presenta la factura de nuestro comportamiento pasado, por lo que la intensidad de la influencia del tránsito difícil depende de nosotros. Generalmente tan sólo nos hace conscientes de las limitaciones que podemos aceptar.

El ciclo completo de Saturno a través de la carta natal dura entre 28 y 30 años y culmina en el llamado «Retorno de Saturno», la fase en la cual Saturno alcanza su posición original en la carta natal. Así pues, Saturno permanece en cada casa entre dos y tres años, y en ese tiempo también se vuelve retrógrado, lo cual implica que, si entra en aspecto con otro planeta, este aspecto volverá a repetirse posteriormente: El primer encuentro presentará el tipo de problemas, el retorno intensificará el problema, y en el tercer encuentro deberíamos tener suficiente fuerza y madurez para trabajar en una solución constructiva y solucionar el conflicto.

Finalmente, debería enfatizarse una vez más que las experiencias saturninas pueden ser dolorosas, pero no necesariamente deben serlo si vivimos en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

 

Conjunción a Saturno

Saturno en tránsito en conjunción a tu Sol

Te cuestionas si estás o no satisfecho contigo mismo, y te planteas hacer más esfuerzos para corregir todos tus errores del pasado. Si, por ejemplo, tus sentimientos románticos y tus relaciones amorosas sufren una crisis durante este tránsito, debes comprender que todo esto sucede para que aprendas a tener más control sobre tu vida personal y ser más responsable de las circunstancias que creas a tu alrededor.

Los tránsitos de Saturno señalan períodos donde más se sienten las limitaciones, restricciones y frustraciones. Son etapas que transcurren cada siete años, donde se repiten ciertas situaciones, para que te puedas dar cuenta de tus propios patrones de comportamiento, y para que, mejorándolos, puedas madurar.

No es el mejor momento para solicitar un favor de tus superiores o para realizar cualquier gestión en los medios oficiales y administrativos. La mejor táctica que puedes adoptar para enfrentarte a esta disonancia saturnina sería el no emprender nada que se salga de la rutina y evitar hacerte notar. Te deberías mantener apartado para hacerte olvidar un poco y esperar pacientemente que las sombrías nubes que aparecen en tu cielo se hayan disipado.

Sin embargo, este tránsito no sólo tiene connotaciones negativas: se puede asistir a una maduración de tu personalidad, a una reafirmación de tu carácter; ya que la vida toma un giro más serio y se estabiliza alrededor de metas loables. No obstante, este cambio profundo no se realizará sin que hayas tenido que sufrir alguna prueba. Tienes que forjarte por ti mismo un verdadero sentido de tu ser, una identidad propia por la que tienes que luchar, e inevitablemente aceptar el camino más difícil a seguir.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Luna

Cuando Saturno afecta de alguna manera a la Luna, es un período para la introspección y el autoexamen. Es el tránsito más importante para reconocer y superar conflictos psicológicos. Quizá sientas depresión y soledad, mientras al mismo tiempo te sientas exigente y crítico contigo mismo. Por consiguiente, tu seguridad interior tiende a verse resentida, dándote cuenta de tus complejos y debilidades.

Sin embargo, es un buen período para entenderte a ti mismo de forma más profunda, así como comprender mejor a los demás en el intercambio emocional con ellos. Este tránsito afecta notablemente al significado de quién eres y te hace más consciente de ti mismo, aunque esto también sucede a través de provocativas explosiones emocionales e irracionales.

Tienes que definir tus motivaciones internas y definir lo que quieres a partir de ahora. Además, tienes que autocuestionarte y no dudar en reconstruir tus emociones internas. Suele ser una época de sufrimiento, pero a la vez de gran crecimiento psicológico. Te tomas todo muy en serio y te sientes emocionalmente algo seco. Tiendes a crear una distancia artificial entre tú y los demás, e incluso puede ser dolorosa la experiencia más común; por eso, si acabas de tener una ruptura emocional y romántica, no comiences otra hasta que este tránsito haya pasado. Tu perspectiva ahora es excesivamente negativa y realista para dejarte llevar por fantasías románticas. No obstante, es un momento oportuno para resolver traumas y conflictos pendientes de hace siete o catorce años.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Mercurio

Comienza un período de pensamiento serio y realista, tal vez algo pesimista. No obstante, es un buen momento para clarificar las ideas, planear proyectos y establecer intereses y motivaciones para alcanzar las metas establecidas en el pasado. Todo lo que comunicas a los demás se vuelve más significativo de lo habitual, y tu punto de vista destaca por su perspicacia y profundidad.

Sientes la necesidad de tomar importantes decisiones sobre tus planes para el futuro, y sabes cuáles son los puntos y datos que deben ser estudiados con más detalle y qué circunstancias faltan para completar ciertos proyectos que posiblemente comenzaste hace años.

Por otro lado, es posible que te preguntes qué es lo que debes empezar. Tal vez te preocupes excesivamente por ciertos problemas, y te sea difícil mantener una comunicación abierta y fluida con los demás. Es el principio de nuevas ideas y opiniones que van a afectar tu vida en un futuro y que debes cultivar para seguir creciendo intelectualmente.

De vez en cuando puede existir una estrechez mental que no te deja ver las alternativas, poniendo demasiado énfasis en reconocer las limitaciones en vez de buscar las soluciones. Entonces, no te vuelvas demasiado exigente y crítico, porque te alejarás de los demás, y date cuenta de que los planes que hagas ahora y todo lo que aprendas durante este período tendrán importantes consecuencias en años posteriores.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Venus

Este tránsito pondrá a prueba tus relaciones con los demás: familiares, románticas y también amistosas. También tendrá un fuerte efecto sobre tu forma de expresar el cariño, el amor y tus gustos personales. Es posible que en esta época te des cuenta de muchas cosas que te molestan de ti mismo y de otras personas, particularmente de aquellas en las que tengas puesto tu afecto sentimental.

A pesar de que todas tus relaciones pasarán duras pruebas en este momento, cualquier relación que tenga un fundamento sólido será capaz de resistir el fuerte examen al que la someterás y por medio del cual sacarás en claro lo que haya de verdaderamente válido entre los dos. Una relación inestable y débil no podrá sobrevivir las tensiones que se acumulan, ya que salen constantemente a la superficie las cosas que no te gustan del otro.

Las relaciones con familiares, asociados y amigos también atraviesan este tipo de proceso. Por ello, cualquier relación que sobrevive encuentra un propósito superior, a la vez que las relaciones que ya no tienen propósito desaparecerán de tu vida, incluso de forma traumática. Te retirarás de la compañía de los demás para evaluar quién eres y las circunstancias con las que puedes sentirte más a gusto y confortable para poder sentir una armonía y equilibrio personal mucho mayor, sobre todo para sentirte mejor con las personas que quieres. En general, es un momento para la introversión y para tener una idea más clara de tus sentimientos para que tus futuras relaciones sean más estables y realistas.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Marte

Este período puede ser muy productivo, porque el tránsito de Saturno en relación con Marte te enseña a enfocar tu energía y a utilizarla más eficientemente. Al mismo tiempo, sientes la necesidad de ser más conservador y disciplinado, lo cual puede ser positivo, pero también puede causar inhibiciones y frustraciones. No obstante, es un buen momento para actuar en una dirección determinada y trabajar duro para alcanzar la meta que deseas. Si te lo propones, puedes conseguir lo que quieras, ya que tu resistencia y capacidad de rendimiento son mayores de lo habitual. Por otro lado, si no tienes clara tu dirección, te sentirás confuso e irritable, y te parecerá que ciertas circunstancias y personas se interponen en tu camino, poniéndote a prueba.

Es un momento en que tienes que definir quién eres y qué quieres realmente, y qué vas a hacer para conseguir expresar tu individualidad de una forma más estable y segura. Puedes tener peleas y discusiones con las personas con las que trabajas, porque no parecen mostrarte el respeto que mereces. Debes demostrar ahora cómo puedes superar los obstáculos y dificultades, y, como consecuencia, establecer más tu independencia e individualidad. Es esencial que veas el lado práctico y economices tus esfuerzos, así como que actúes con sensatez y realismo. Uno de los beneficios más notables de este tránsito es tener más control sobre tu propia vida.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Júpiter

Durante este tránsito, todo lo relacionado con la carrera, el dinero y las inversiones avanzará lentamente e incluso puede parecer estar paralizado, pero, aunque todo cueste más esfuerzo, las cosas prometen salir bien al final. Es un período que pone a prueba la perseverancia y la paciencia que tienes, para conseguir traer más satisfacción a tu vida y a tu profesión.

A menudo aparecen oportunidades de crecimiento que se retrasan durante todo el período de tiempo que continúa el tránsito, por ello te aseguras de si verdaderamente merecía la pena. Si tienes un carácter impaciente, demasiado aventurero o extravagante, tendrás que aprender a moldearlo, ya que los verdaderos beneficios de este tránsito tardarán en dar resultado. De todas formas, tu vida mejorará y aprenderás un significado nuevo sobre la justicia y la mentalidad social.

El contacto entre Saturno y Júpiter, el principio de la restricción y el principio de la expansión, indica oportunidades que darán más seguridad a tu vida en el futuro, pero también indican un tiempo de mucha inquietud, ya que las oportunidades que se te presenten madurarán muy lentamente. No obstante, Saturno asegura que te sientas capacitado para lograr aquello que comiences.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Saturno natal

El «retorno de Saturno», es decir, cuando Saturno vuelve a su posición natal después de casi treinta años, marca uno de los periodos más importantes de la vida. Es el comienzo de la madurez que enfatiza la necesidad de volverse autosuficiente en todos los niveles. Durente este tránsito que durará entre dos y tres años, te encontrarás de hecho aprendiendo a simplificar tu vida, abordando por fin los fundamentos básicos de quien eres (a diferencia de las imágenes inadecuadas que otros han establecido para ti) y qué necesitas plasmar para crecer internamente. Sólo aquello que se adecue a tu esencia real habrá de continuar y prosperar.

En adelante, tendrás que emprender un trayecto en tu vida que te posibilite ser lo que estabas destinado a ser, independientemente de si esa identidad encuentra o no la aprobación de quienes conociste en el pasado.

Con el primer retorno de Saturno, deberás hacer inventario de ti mismo, de forma sobria y realista, para que pueda ayudarte a reconocer y movilizar hacia el mundo en general tus propias fuerzas de sustentación. Se convierte en un primer período de auto-enjuiciamiento y evaluación reflexiva de todos tus logros y fallos del pasado. Tienes que ocuparte ahora, con enfoque y esfuerzo concentrados, de cuantas lagunas y vacíos existan en tu vida.

Si, durante esta época, las condiciones externas parecen exigir vigorosamente que interrumpas tus actuales actividades y te conformes con abordar situaciones que parecen graves e inflexibles, ello probablemente está sugiriéndote que no te has alineado adecuadamente con el principio básico de Saturno (la realidad) durante la veintena de tu vida experimental. Que posiblemente escogiste tomar la «salida fácil» y te contentaste con dejarte llevar por la marea ambivalente de la vida, más que fomentar la autodeterminación. Y que nadie actuó mal salvo tu mismo.

Si tu vida se halla ahora en un estado de caos, es debido a tu propia falta de penetración, de previsión y de planificación prudente del futuro, a tu mala distribución y organización en asuntos prácticos. Ahora ya no tienes el privilegio de ser despreocupado y evasivo con tu destino. Las deudas que debes pagar son aquellas que te debes a ti mismo espiritualmente. Esto te está intimando a que si no usas esta etapa para renovar tu espíritu y evocar tu verdadera individualidad, es dudoso que en fechas posteriores te encuentres motivado a consolidar tus fuerzas y a estabilizar tu vida de forma que asegure un profundo sentido de satisfacción interior y mayor seguridad en los años venideros.

Puesto que el retorno de Saturno es un período crítico de importancia capital, puede que te muestres sumamente vulnerable e indefenso. Y aun así, tu potencialidad para superar la inercia del pasado también se halla en una cúspide. Si durante esta época te sometes a las alteraciones necesarias del carácter mediante una sincera autovaloración, podrás abrir brechas en tu evolución que probablemente favorecerán el avance personal para el resto de tu vida.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Urano

Cuando Saturno hace contacto con Urano, se produce el encuentro entre lo viejo y lo nuevo. Pero este tránsito tenso indica que lo viejo y establecido se resiste al cambio, es decir el lado saturnino de tu personalidad no quiere arriesgarse a renunciar a lo familiar y seguro. Sin embargo, este tránsito de Saturno te empujará a correr riesgos y a romper con lo conocido para explorar posibilidades diferentes. No será una tarea fácil, ya que sientes que están amenazados aquellos aspectos de tu existencia que te dan la mayor sensación de seguridad.

Sin embargo, tal vez llegues a descubrir que este tránsito fue el catalizador que te llevó a evolucionar de una manera inesperada. Urano pone en peligro aquellos territorios en que actúas demasiado a la defensiva, de una forma rígida y reprimida. Pero si colaboras con la energía uraniana, ése puede ser un buen momento para renovar aquellas estructuras anticuadas de tu vida. Entonces, podrás reunir el valor necesario para abandonar las antiguas pautas y explorar nuevas maneras de ser, ensanchando así tu horizonte.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Neptuno

Cuando Saturno entra en contacto con Neptuno, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Durante este período Neptuno va minando la muralla protectora de Saturno, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que tienes de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque pueda ser valioso).

Durante este tránsito, Neptuno ofrece la oportunidad de derrumbar esos muros que impiden el desarrollo de tus dones ocultos, pero tienes que tener paciencia y ser consciente de que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto disolvente de Neptuno. Por más que todo esto pueda inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera. Para tener la vivencia de tu unidad espiritual con el resto de la vida, de hecho tienes que renunciar al sentimiento de ti mismo como un ser totalmente separado y distinto. Las revelaciones neptunianas sobre la recíproca conexión de toda vida constituyen una amenaza para el ego que tanto se ha esforzado por construir y mantener una identidad determinada. Y sin embargo, la universalidad espiritual no excluye la individualidad, sino que pide sólo la renuncia de los conceptos falsos que inhiben la autorrealización.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Plutón

Cuando Saturno entra en contacto con Plutón, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Es como si alguien te estuviera arrancando la máscara y dejando al descubierto lo que hay en ti más vulnerable y sensible. Te sientes desnudo e indefenso ante la fuerza transformadora de Plutón, ya que tus intentos de ocultar tu dolor y tu inseguridad no tienen éxito, y ahora debes hacer frente a lo que más miedo tienes de ver en ti mismo.

Durante este período Plutón pone a prueba la muralla protectora de Saturno, finalmente echándola abajo, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que has construido de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque sea válido).

Durante este tránsito, Plutón ofrece la oportunidad de derrumbar las barreras que impiden el desarrollo de las facetas reprimidas y ocultas de tu ser, pero tienes que tener paciencia y aceptar conscientemente que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil y tomará tiempo. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto transformador de Plutón. Por más que todo esto puede inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Ascendente

Ahora eres más precavido y tímido de lo habitual. Mientras Saturno pasa por tu Ascendente, ves el mundo con ojos más realistas, y las apariencias ya no te engañan, lo cual puede ser muy positivo a la hora de tomar decisiones importantes. Por otro lado, puede que te falte confianza en ti mismo, o que tengas dificultad en expresarte y dar a conocer tus ideas a los demás, aunque aquello que comunicas es claro y práctico. No olvides amarte un poco más a ti mismo y desarrollar más confianza en otras personas. De lo contrario, te puede resultar difícil abrirte suficientemente para entablar relaciones significativas y profundas.

 

Saturno en tránsito en conjunción a tu Medio cielo

Estás pensando en tus metas profesionales, y estás dispuesto a trabajar duro para lograrlas. Te dedicas a tus responsabilidades con paciencia y perseverancia, lo cual te asegura el reconocimiento de tus colaboradores.

Por otro lado, si en el pasado no has trabajado con la debida diligencia, puede que ahora se te presente la «factura» y encuentres problemas laborales. Quizá te sientas sobrecargado y sufras por no tener suficiente tiempo para tu vida privada. De todos modos, éste es un período de decisiones importantes en lo que se refiere a tu carrera.

 

Oposición a Saturno

Saturno en tránsito en oposición a tu Sol

Durante este período te cuestionas si estás o no satisfecho contigo mismo, y sientes el ímpetu de hacer más esfuerzos de lo habitual para corregir todos tus errores del pasado. Son etapas que transcurren cada siete años, donde se repiten ciertas situaciones, para que te puedas dar cuenta de tus propios patrones de comportamiento.

Este tránsito indica a menudo una disminución de tu voluntad y deprime tu estado de ánimo. Puedes tener la penosa sensación de sentirte menguado, privado de tus medios y de ser la víctima de una suerte injusta. Lo peor es que te puedes dar cuenta de que careces de fuerzas para reaccionar, lo que te vuelve aún más sombrío y pesimista.

Bajo tales influencias, todo parece aliarse para contrariar tus deseos y ambiciones. Sólo ocurren problemas, retrasos, trabas, carencia de oportunidades y rachas de mala suerte.

La mejor táctica que puedes adoptar para enfrentarte a esta disonancia saturnina sería el no emprender nada que se salga de la rutina y evitar hacerte notar. Te deberías mantener al margen y esperar pacientemente que las sombrías nubes que aparecen en tu cielo se hayan disipado.

De todas formas, es una época excelente para la maduración personal y para las «tomas de tierra» en el ámbito de tu personalidad; en definitiva una época de crisis y esfuerzos, pero que, si las vives con la mayor entereza posible, van a procurarte un gran fortalecimiento de tu personalidad, adquiriendo mayor grado de madurez.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Luna

Cuando Saturno afecta de alguna manera a la Luna, es un período para la introspección y el autoexamen. Puedes empezar a ver con más claridad tus debilidades, ya que sueles ser víctima de ellas en este momento. Muchos complejos y traumas salen, y te enfrentas a combatirlos y a la vez a realizar profundos compromisos contigo mismo y con los demás. Existe cierta tendencia a la depresión y a evitar las confrontaciones con los demás.

Es posible que te retires dentro de ti mismo, porque esta época es una de las pruebas más fuertes en el plano emocional. Sentimientos de tristeza, depresión y soledad son comunes, lo que puede conllevar conflictos emocionales y posibilidad de separaciones.

Probablemente, llegues a darte cuenta de que te has estado negando a satisfacer tus verdaderas necesidades emocionales y sientas que no puedes continuar como antes. Existe el riesgo que veas las cosas desde una perspectiva excesivamente realista y negativa, por lo que debes mantener un sentimiento de desapego y autodisciplina. Puede que sea muy duro, pero también es muy provechoso para crecer psicológicamente. Así podrás soportar con más serenidad posibles sentimientos de dolor, sufrimiento y culpabilidad. Lo mejor es hacer un compromiso importante de autosuperación y esforzarte para sentirte más seguro de ti mismo internamente.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Mercurio

Si tu pensamiento se ha vuelto excesivamente rígido en los años anteriores, ahora tendrás fuertes desafíos del exterior para forzarte a revisar el razonamiento de tus opiniones y conclusiones. Ahora comienzas a ver las cosas muy seriamente, y es un buen momento para observar las reacciones de los demás a tu comportamiento, así como para tomar decisiones importantes y reestructurar tus proyectos de trabajo y personales.

Durante este período tus ideas y planes son desafiados y están llegando casi a la derrota. Comienzas a darte cuenta de todos los esfuerzos que han sido inútiles, y pones demasiada atención en todos los planes que han fracasado en tu vida. Es posible que varias personas estén en desacuerdo contigo y esto te impulsará a examinar cuidadosamente las razones de los fracasos.

Debes superar cierta tendencia al pesimismo, a la depresión y a estar poco comunicativo, y dejar que los resultados se vayan delatando por sí mismos antes de tomar nuevamente otras decisiones, y replantear los estudios o algún negocio. Es un período de desconfianza y de cuestionar el sentido de todo lo que haces y de todo por lo que te interesas. Si tus opiniones se han vuelto rígidas, estarán fuertemente desafiadas por los demás para que puedas ver las consecuencias de ciertas ideas, y para aprender a tomar en cuenta las opiniones e ideas de los otros; también para aprender directamente viendo los resultados de tus ideas y poniéndolas en práctica. Intenta no preocuparte demasiado, ya que esto te provoca mucha ansiedad y te expone a perjudicar tu sistema nervioso.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Venus

Este tránsito pondrá a prueba tus relaciones con los demás: familiares, románticas y también amistosas. También tendrá un fuerte efecto sobre tu forma de expresar el cariño, el amor y tus gustos personales, ya que es posible que en esta época te des cuenta de muchas cosas que te molestan de ti mismo y de otras personas, particularmente de aquellas en las que tengas puesto tu afecto sentimental.

Este período se caracteriza por frecuentes situaciones críticas en lo que se refiere a tus relaciones. Te sientes más frío y distante con las personas con las que normalmente tienes trato, y sientes la necesidad de examinar qué relaciones son auténticas y pueden realmente contribuir a mejorar tu vida. Por eso alguna relación puede terminar, y con las que empiezan ves las cosas muy crudas y te muestras demasiado realista como para dejarte llevar por la fantasía del amor.

A menudo, alguna relación está interfiriendo con tu propia realización individual, o quizás te comportes de manera tan individualista e incluso antipática que los demás no puedan relacionarse contigo. Debes examinar cómo te sientes con los demás y descubrir lo que está evitando que te sientas bien con ellos. También debes determinar cuáles son las obligaciones, deudas y compromisos que debes tomar para conseguir expresar más tu individualidad. Ten cuidado en comprometerte en una relación que te exija demasiado. En definitiva es una etapa para reorientar tu conciencia, tus recursos económicos, tus sentimientos y tu creatividad artística.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Marte

Este tránsito puede señalar una época difícil, ya que parece como si todo lo que trataras de hacer estuviera bloqueado por las circunstancias o por otras personas que se oponen a tus objetivos. Tiendes a enfadarte con más facilidad de lo habitual, lo que no contribuye en absoluto a mejorar tu situación. Posiblemente, estés pagando las consecuencias frustrantes de las acciones poco adecuadas que realizaste hace algunos años y ahora no te dejan actuar libremente. Si luchas contra estas circunstancias de forma agresiva, puedes provocar que el problema se cristalice aún más y te sea cada vez más difícil.

También puede suceder que la energía acumulada en tensión pueda explotar en forma de accidente o causar problemas a tu salud. Puedes ser víctima de tus propios sentimientos agresivos, los expreses o no, y lo que puedes aprender es a no enfrentarte a estas situaciones con rabia y frustración, sabiendo cómo y cuándo utilizar o liberar adecuadamente dicha energía.

Es un buen momento para desarrollar paciencia y tolerancia, actuando con disciplina y perseverancia y sabiendo que este período pasará, en vez de luchar con más energía y provocar más oposición. Si aprendes a conservar tu energía y mantenerte tranquilo, puede traer excelentes resultados a la larga.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Júpiter

Durante este período sientes que tus oportunidades para crecer y expandirte son limitadas. Y si esto fuera poco, es posible que tengas problemas legales o económicos que frenen tu progreso, lo cual puede ser debido a haberte expandido excesivamente sin tener en cuenta las posibles dificultades con las que te podías enfrentar después. Debes examinar tus actitudes del pasado reciente para ver si has actuado negligentemente o sin moderación.

En este momento no puedes vértelas con proyectos mal planeados. Es posible que pongas a prueba todo lo que conoces, así como tu actitud ante los obstáculos que la vida te impone. Tu libertad de acción y de proyectarte hacia el futuro debe ser vista ahora desde una perspectiva más realista.

Es un período de inquietud e impaciencia, ya que esperas que las cosas salgan solas, sin problemas, y sin tener en cuenta los posibles errores o dificultades. Tienes que estar bien preparado para encontrar soluciones, y, si no es así, te darás cuenta de tu falta de prevención y preparación. Esta época y sus dificultades te ayudarán a madurar espiritualmente y a definir tus ideas filosóficas y la actitud que tomes ante los errores y fracasos.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Saturno

Los tránsitos de Saturno sobre su emplazamiento natal marcan los periodos más importantes de la vida y nos hacen definir el sentido y significado que damos a esta, así como cuál es nuestra contribución a la sociedad y la capacidad para ser responsables de nuestra existencia. Saturno siempre marca un periodo crítico donde pone a prueba la experiencia que hayamos obtenido hasta este momento, la madurez que nos han enseñado sus sufrimientos y el progreso a seres individuales más realistas y a la vez más espirituales. Saturno es el maestro de la vida y enseña a tener más control y dominio, descartando todo aquello que no sirva para crecer y madurar.

Cuando Saturno se encuentra en oposición a su emplazamiento natal, la pregunta que tienes que plantearte es: ¿He conducido mi vida adecuadamente estos últimos años?, ya que en este momento recibirás abundantes evidencias de si lo que has hecho desde entonces ha merecido la pena o no. O puedes encontrarte con una serie de puertas que se abren para poder seguir creciendo o con muchos bloqueos que constantemente te hacen cuestionar qué es lo que ha ido mal, ya sea con la profesión o con una responsabilidad familiar o amorosa.

Este tránsito representa una de las cumbres de tu vida, el resultado de los últimos catorce años, cuando le has dicho al mundo «así soy yo», y ahora el mundo te responde con las consecuencias de lo que tu eres. Si debes hacer otra cosa y te das cuenta de que el camino escogido está equivocado, no desesperes: invierte tu tiempo y dinero en ver con realismo qué es lo que verdaderamente tenías que hacer. Si antes te asustaste a la hora de asumir mayores desafíos y ahora no te sientes satisfecho, será que actualmente estás mejor preparado para asumir estos desafíos; nunca es tarde, lo importante es hacerlo y sentirse realizado y satisfecho. En estos momentos tu vida puede tener más que nunca un significado real y profundo.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Urano

Cuando Saturno hace contacto con Urano, se produce el encuentro entre lo viejo y lo nuevo. Pero este tránsito tenso indica que lo viejo y establecido se resiste al cambio, es decir el lado saturnino de tu personalidad no quiere arriesgarse a renunciar a lo familiar y seguro. Sin embargo, este tránsito de Saturno te empujará a correr riesgos y a romper con lo conocido para explorar posibilidades diferentes. No será una tarea fácil, ya que sientes que están amenazados aquellos aspectos de tu existencia que te dan la mayor sensación de seguridad.

Sin embargo, tal vez llegues a descubrir que este tránsito fue el catalizador que te llevó a evolucionar de una manera inesperada. Urano pone en peligro aquellos territorios en que actúas demasiado a la defensiva, de una forma rígida y reprimida. Pero si colaboras con la energía uraniana, ése puede ser un buen momento para renovar aquellas estructuras anticuadas de tu vida. Entonces, podrás reunir el valor necesario para abandonar las antiguas pautas y explorar nuevas maneras de ser, ensanchando así tu horizonte.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Neptuno

Cuando Saturno entra en contacto con Neptuno, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Durante este período Neptuno va minando la muralla protectora de Saturno, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que tienes de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque pueda ser valioso).

Durante este tránsito, Neptuno ofrece la oportunidad de derrumbar esos muros que impiden el desarrollo de tus dones ocultos, pero tienes que tener paciencia y ser consciente de que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto disolvente de Neptuno. Por más que todo esto pueda inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera. Para tener la vivencia de tu unidad espiritual con el resto de la vida, de hecho tienes que renunciar al sentimiento de ti mismo como un ser totalmente separado y distinto. Las revelaciones neptunianas sobre la recíproca conexión de toda vida constituyen una amenaza para el ego que tanto se ha esforzado por construir y mantener una identidad determinada. Y sin embargo, la universalidad espiritual no excluye la individualidad, sino que pide sólo la renuncia de los conceptos falsos que inhiben la autorrealización.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Plutón

Cuando Saturno entra en contacto con Plutón, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Es como si alguien te estuviera arrancando la máscara y dejando al descubierto lo que hay en ti más vulnerable y sensible. Te sientes desnudo e indefenso ante la fuerza transformadora de Plutón, ya que tus intentos de ocultar tu dolor y tu inseguridad no tienen éxito, y ahora debes hacer frente a lo que más miedo tienes de ver en ti mismo.

Durante este período Plutón pone a prueba la muralla protectora de Saturno, finalmente echándola abajo, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que has construido de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque sea válido).

Durante este tránsito, Plutón ofrece la oportunidad de derrumbar las barreras que impiden el desarrollo de las facetas reprimidas y ocultas de tu ser, pero tienes que tener paciencia y aceptar conscientemente que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil y tomará tiempo. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto transformador de Plutón. Por más que todo esto puede inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Ascendente

La presencia de Saturno en el Descendente, al otro lado del Ascendente, enfatiza la necesidad de asumir más responsabilidad para sostener tus relaciones personales. La lección principal que toca aprender ahora es que en el mundo de las relaciones humanas nada puede permanecer estático. Saldrás de este tránsito ganando, es decir más maduro y fuerte, si sabes encontrarte equilibradamente con los demás y con una libertad interior que permita un intercambio mutuo auténtico.

 

Saturno en tránsito en oposición a tu Medio cielo

Éste no es el mejor momento para empezar nuevos proyectos profesionales, ya que tu atención está más bien centrada en tu situación familiar. Puede que te preocupen problemas domésticos de tal manera que te resulte difícil concentrarte en tu trabajo. La mejor actitud durante este período es tener paciencia y tratar de mantener un equilibrio sano entre ambas esferas.

 

Cuadratura a Saturno

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Sol

Durante este período te cuestionas si estás o no satisfecho contigo mismo, y sientes el ímpetu de hacer más esfuerzos de lo habitual para corregir todos tus errores del pasado. Son etapas que transcurren cada siete años, donde se repiten ciertas situaciones, para que te puedas dar cuenta de tus propios patrones de comportamiento. Este tránsito indica a menudo una disminución de tu voluntad y deprime tu estado de ánimo. Puedes tener la penosa sensación de sentirte menguado, privado de tus medios y de ser la víctima de una suerte injusta. Lo peor es que te puedes dar cuenta de que careces de fuerzas para reaccionar, lo que te vuelve aún más sombrío y pesimista.

Bajo tales influencias, todo parece aliarse para contrariar tus deseos y ambiciones. Sólo ocurren problemas, retrasos, trabas, carencia de oportunidades y rachas de mala suerte.

La mejor táctica que puedes adoptar para enfrentarte a esta disonancia saturnina sería el no emprender nada que se salga de la rutina y evitar hacerte notar. Te deberías mantener al margen y esperar pacientemente que las sombrías nubes que aparecen en tu cielo se hayan disipado.

De todas formas, es una época excelente para la maduración personal y para las «tomas de tierra» en el ámbito de tu personalidad; en definitiva una época de crisis y esfuerzos, pero que, si las vives con la mayor entereza posible, van a procurarte un gran fortalecimiento de tu personalidad, adquiriendo mayor grado de madurez.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Luna

Cuando Saturno afecta de alguna manera a la Luna, es un período para la introspección y el autoexamen. Es el tránsito más importante para reconocer y superar conflictos psicológicos, aunque tiendes a sentir como si estuvieras perdiendo algo a lo que te estás muy apegado.

Sea cual sea tu situación actual, es probable que durante este tiempo te sientas más aislado, depresivo, negativo y con falta de confianza de lo habitual. La realidad la ves mucho más cruda que en otras ocasiones por una tendencia a sentir tu propio sufrimiento con mayor intensidad. Piensas que no te mereces amor, y por ello tienes cierta tendencia a echarte la culpa por conflictos emocionales que puedes estar teniendo ahora. El resultado son reacciones irracionales y explosivas que hacen que los demás se alejen de ti o te rechacen.

Por lo tanto, este tránsito representa una época de muchas dificultades en relaciones íntimas y familiares, a parte de que tiende a crear un conflicto entre tus obligaciones profesionales y personales. Tal vez sientas que es difícil obtener el apoyo y soporte emocional que necesitas para romper los problemas psicológicos y superarte, porque debes hacer un reajuste entre tus compromisos exteriores e interiores, ya que uno se ha estado beneficiando del otro al reprimirlo o abandonarlo. Ahora debes conseguir un equilibrio entre los dos para sentirte aliviado y satisfecho.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Mercurio

Si tu pensamiento se ha vuelto excesivamente rígido en los años anteriores, ahora tendrás fuertes desafíos del exterior para forzarte a revisar el razonamiento de tus opiniones y conclusiones. Ahora comienzas a ver las cosas muy seriamente, y es un buen momento para observar las reacciones de los demás a tu comportamiento, así como para tomar decisiones importantes y reestructurar tus proyectos de trabajo y personales.

Por otra parte, este tránsito puede traer auténticos conflictos a la hora de comunicarte con los demás y provocar diferencias de opinión y estrechez mental por tu parte. Te encontrarás aferrándote rígidamente a tus ideas, lo que te llevará a discusiones y desacuerdos con los demás.

Recuerda que durante esta época tiendes a estar muy poco comunicativo y bastante temeroso de expresar lo que estás pensando. Y esto a menudo te podrá apartar de los demás, ya que sienten que estás excesivamente preocupado y muy exigente con todo lo que vives y compartes con ellos.

Intuyes que tienes que tomar importantes decisiones, pero tu sentido de la perspectiva no está suficientemente claro y, por lo general, te encuentras demasiado pesimista y temeroso de las posibles consecuencias. Debes tratar de reconocer cuáles son las fuentes de tu conflicto y no estar en una posición a la defensiva todo el tiempo, porque así evitas percibir la realidad de las cosas tal como son. Sólo te sentirás mejor cuando puedas intercambiar tus experiencias con los demás de forma más significativa.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Venus

Este tránsito pondrá a prueba tus relaciones con los demás: familiares, románticas y también amistosas. También tendrá un fuerte efecto sobre tu forma de expresar el cariño, el amor y tus gustos personales. Es posible que en esta época te des cuenta de muchas cosas que te molestan de ti mismo y de otras personas, particularmente de aquellas en las que tengas puesto tu afecto sentimental.

Es probable, que durante este período te esperen tensión y dificultades en tus relaciones. A veces algunas se enfrían, en otras ocasiones algunas se rompen o pasan por una fuerte prueba y un reajuste. Es un período en el que percibes la realidad con mayor claridad, y ya no te haces ilusiones y fantasías acerca de tus relaciones románticas, asociaciones y amistades. Te llegas a dar cuenta de que no eran lo que pensabas y llegas a sentir una cierta tensión que hace que no te abras a los demás, apartándote incluso de ellos.

Las relaciones parecen molestarte y necesitas aislarte más que otras veces. A menudo, las circunstancias se descontrolan y provocan que las tensiones entre tú y los demás se intensifiquen. Es un momento para aclarar viejas deudas, tanto sentimentales como económicas, y las circunstancias te pueden incitar a evaluar hasta qué punto la seguridad, el miedo, la necesidad o la comodidad hacen que te estanques en una situación aunque no sea buena para ti.

Ahora también te sientes solo, sin el apoyo que normalmente podrías tener de las personas que te quieren. Necesitas confiar más en tu propia capacidad de resolver los problemas y expresarte. Es posible que también hagas ajustes en tu búsqueda artística y creativa.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Marte

Este tránsito te hace propenso a intensas luchas y conflictos del ego. Tiendes a provocar a los demás con tus acciones o que ellos te sientan como una amenaza, y puede que por eso traten de pararte u obstaculizarte.

Naturalmente, esta situación puede afectar a tu vida social y laboral, pero también puede tener su efecto en tu vida personal. Es posible que te muestres antagonista y angustiado, y que temas enfrentarte a los demás. No debes sentirte desanimado por los fracasos, y tienes que saber que es un período de prueba para ver si eres capaz de continuar con tus ambiciones o metas, o, si no, para que sepas qué cambios tienes que realizar para conseguirlas. A menudo, cualquier acción que tomes dejándote llevar por tu frustración tiene grandes posibilidades de volverse en contra tuya y convertirse en un fracaso; por eso debes aprender autodisciplina y perseverancia, sin explosiones ni enfados, aunque te sientas provocado y bloqueado por personas o circunstancias.

Este tránsito de Saturno puede indicar también un período especialmente crítico para tu salud o para tener accidentes. Por ello sería conveniente hacerte una revisión médica y ser más prudente a la hora de conducir un vehículo. No acumules tensiones y angustias, y aprende a relajarte mediante ejercicios de respiración o posturas de yoga.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Júpiter

Este período se caracteriza por la sensación de tener «mala suerte». Parece que tus planes no salen como tu quisieras y que estás perdiendo muchas oportunidades. Saturno te hace trabajar duro para mantener cierto progreso, y te confronta con tu perseverancia y tu capacidad de resistencia. Por ello pone a prueba tu actitud mental cuando te enfrentas a dificultades.

También pone a prueba si lo que haces u opinas es real para ti, y si eres capaz de actuar como realmente piensas, y cómo reaccionas a obstáculos que parecen dificultar tu progreso. En realidad es una revalorización de tus ideales y, si eres consecuente, de tu filosofía. También te lleva a hacer reajustes para que tu trabajo esté más de acuerdo con tus ideales sobre la vida y para que aprendas a tomarte las cosas con calma y filosofía. Te facilita poner a prueba tu actitud optimista y tu visión para reexaminar cómo puedes seguir creciendo y progresando, aprendiendo directamente de las lecciones que la vida te impone.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Saturno

Los tránsitos de Saturno sobre su emplazamiento natal marcan los periodos más importantes de la vida y nos hacen definir el sentido y significado que damos a esta, así como cuál es nuestra contribución a la sociedad y la capacidad para ser responsables de nuestra existencia. Saturno siempre marca un periodo crítico donde pone a prueba la experiencia que hayamos obtenido hasta este momento, la madurez que nos han enseñado sus sufrimientos y el progreso a seres individuales más realistas y a la vez más espirituales. Saturno es el maestro de la vida y enseña a tener más control y dominio, descartando todo aquello que no sirva para crecer y madurar.

Puede señalar periodos de conflictos, por lo cual éste es un momento oportuno para consolidarte y estructurar tu vida profesional tomando decisiones importantes que van a tener un periodo de prueba de siete años. Todo lo que no es válido se pierde o desaparece, asimismo debes incorporar a tu vida todo aquello que te vaya a ayudar a encontrar un sentido más trascendente a tu existencia.

Es probable que este tránsito coincida con una crisis de identidad donde te vas a cuestionar lo que has estado haciendo y tendrás que decidir realizar las correcciones necesarias para que tu vida sea más satisfactoria y plena. En definitiva, es un periodo para poner a prueba todo aquello que es válido en tu vida; para reajustar y cambiar lo que sea necesario con respecto a las metas y proyectos que hayas empezado hace tiempo. Es una época para autocomprometerte internamente y reconocer cuáles son tus obligaciones y responsabilidades reales para alcanzar tus objetivos. No te dejes llevar por la culpabilidad o el sufrimiento, pues esto evita que tomes control y te responsabilices de tu propio camino en la vida. Cualquier conflicto o crisis con el mundo exterior es indicativo de las cosas que no has estado haciendo bien y que debes corregir.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Urano

Cuando Saturno hace contacto con Urano, se produce el encuentro entre lo viejo y lo nuevo. Pero este tránsito tenso indica que lo viejo y establecido se resiste al cambio, es decir el lado saturnino de tu personalidad no quiere arriesgarse a renunciar a lo familiar y seguro. Sin embargo, este tránsito de Saturno te empujará a correr riesgos y a romper con lo conocido para explorar posibilidades diferentes. No será una tarea fácil, ya que sientes que están amenazados aquellos aspectos de tu existencia que te dan la mayor sensación de seguridad.

Sin embargo, tal vez llegues a descubrir que este tránsito fue el catalizador que te llevó a evolucionar de una manera inesperada. Urano pone en peligro aquellos territorios en que actúas demasiado a la defensiva, de una forma rígida y reprimida. Pero si colaboras con la energía uraniana, ése puede ser un buen momento para renovar aquellas estructuras anticuadas de tu vida. Entonces, podrás reunir el valor necesario para abandonar las antiguas pautas y explorar nuevas maneras de ser, ensanchando así tu horizonte.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Neptuno

Cuando Saturno entra en contacto con Neptuno, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Durante este período Neptuno va minando la muralla protectora de Saturno, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que tienes de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque pueda ser valioso).

Durante este tránsito, Neptuno ofrece la oportunidad de derrumbar esos muros que impiden el desarrollo de tus dones ocultos, pero tienes que tener paciencia y ser consciente de que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto disolvente de Neptuno. Por más que todo esto pueda inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera. Para tener la vivencia de tu unidad espiritual con el resto de la vida, de hecho tienes que renunciar al sentimiento de ti mismo como un ser totalmente separado y distinto. Las revelaciones neptunianas sobre la recíproca conexión de toda vida constituyen una amenaza para el ego que tanto se ha esforzado por construir y mantener una identidad determinada. Y sin embargo, la universalidad espiritual no excluye la individualidad, sino que pide sólo la renuncia de los conceptos falsos que inhiben la autorrealización.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Plutón

Cuando Saturno entra en contacto con Plutón, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Es como si alguien te estuviera arrancando la máscara y dejando al descubierto lo que hay en ti más vulnerable y sensible. Te sientes desnudo e indefenso ante la fuerza transformadora de Plutón, ya que tus intentos de ocultar tu dolor y tu inseguridad no tienen éxito, y ahora debes hacer frente a lo que más miedo tienes de ver en ti mismo.

Durante este período Plutón pone a prueba la muralla protectora de Saturno, finalmente echándola abajo, y es seguro que no será una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que has construido de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque sea válido).

Durante este tránsito, Plutón ofrece la oportunidad de derrumbar las barreras que impiden el desarrollo de las facetas reprimidas y ocultas de tu ser, pero tienes que tener paciencia y aceptar conscientemente que la tarea de integración de nuevas ideas y visiones no será fácil y tomará tiempo. Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto transformador de Plutón. Por más que todo esto puede inquietarte, es probable que tengas que dejarte desintegrar para poder reorganizarte de otra manera.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Ascendente

Quizá te sientas algo inseguro durante este período. Tiendes a subestimar tus capacidades, y si encuentras obstáculos o resistencia por parte de otras personas, tiendes a rehuirlos en vez de luchar. No te olvides de que en realidad eres mucho más competente de lo que ahora te imaginas y que este tránsito no durará eternamente.

 

Saturno en tránsito en cuadratura a tu Medio cielo

Parece que tu camino esté lleno de obstáculos, tanto a nivel profesional como a nivel doméstico. Es posible que ahora tengas que afrontar las consecuencias de decisiones equivocadas tomadas en el pasado, y lo mejor que puedes hacer es aceptar la responsabilidad y aprender de tus errores para construir un futuro más sólido.

 

Trígono a Saturno

Saturno en tránsito en trígono a tu Sol

Durante este período te cuestionas si estás o no satisfecho contigo mismo y haces más esfuerzos de lo habitual para corregir todos tus errores del pasado. Tus sentimientos románticos y tus relaciones amorosas también pueden sufrir una crisis, pero debes comprender que todo esto sucede para que aprendas a tener más control sobre tu vida personal y ser más responsable por las circunstancias que creas a tu alrededor.

Los tránsitos de Saturno señalan períodos donde más se sienten las limitaciones, restricciones y frustraciones. Son etapas que transcurren cada siete años, donde se repiten ciertas situaciones, para que te puedas dar cuenta de tus propios patrones de comportamiento, y mejorándolos, puedas madurar.

Este tránsito estimula tu voluntad, tu firmeza, tu sentido del deber y de las responsabilidades, e infunde el deseo de atarte a una tarea seria cuya realización justificará la confianza demostrada, y reforzará tu crédito social. También es posible que se produzca un ascenso en tu trabajo, o que obtengas éxitos derivados de tus pacientes esfuerzos. Podrás incluso ser promovido a un puesto honorífico que será la lógica culminación de tu ambición legítima, paciente y tenaz. Es, en todos los casos, el momento en que las distinciones y recompensas de todas clases vendrán a retribuir con justicia tus buenos y leales servicios.

Este período es excelente para entablar relaciones con los medios oficiales, para iniciar gestiones en la Administración, para procurarse apoyos políticos o para ejercer influencias en público. Este tránsito inaugura también un período de seguridad material, de salvaguardia física. La vida se desarrolla con calma y regularidad y está exenta de incidentes imprevistos y perturbadores. Es posible que obtengas la confianza necesaria para unirte a una obra de gran envergadura, pues hay muchas posibilidades de que ésta puede ser llevada a buen término.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Luna

Cuando Saturno afecta de alguna manera a la Luna, es un período para la introspección y el autoexamen. Es el tránsito más importante para reconocer y superar conflictos psicológicos.

Durante este tiempo te resulta más fácil de lo habitual conseguir un equilibrio entre tus emociones y tu razonamiento, ya que te encuentras con mayor tranquilidad y mayor estabilidad psíquica a consecuencia de un mejor control de tus emociones y de tu imaginación. Las experiencias del pasado y la madurez emocional adquirida te han preparado para poder superar ahora cualquier conflicto, superar patrones y hábitos emotivos, así como sentir una mayor satisfacción y seguridad interna.

Ahora puedes ver con objetividad lo que es verdad en ti mismo, y te puedes enfrentar a la realidad con más entereza y autoconfianza. Es un buen momento para tomar decisiones familiares, personales y con respecto al hogar, así como planear el futuro y reorganizar las finanzas. Puedes superar muchos problemas psicológicos y hacer las correcciones necesarias para que tu comportamiento no te bloquee en el futuro. Tienes una oportunidad para sentirte satisfecho emocionalmente, si te tomas en serio realizar los reajustes que sean necesarios para que tu vida esté más llena.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Mercurio

El pensamiento lógico y el razonamiento adecuado son características de este período, lo que te ayudará a convencer a los demás de tus puntos de vista con más facilidad. Es el momento para organizar tu vida y decidir qué más tienes que aprender para evolucionar y madurar. Sin embargo, puede aparecer una excesiva tendencia a preocuparte por cosas insignificantes y a sentirte algo negativo y poco comunicativo.

De todas formas, este tránsito favorece la concentración mental y te permite profundizar más en las cosas, y actuar más pausadamente tras madura reflexión. Posiblemente notarás una mayor aptitud para el cálculo, para los trabajos que requieren paciencia y precisión, en la preparación minuciosa de los mínimos detalles de los proyectos a realizar, y en su ejecución sin dificultad según los planes establecidos.

Este tránsito puede señalar el inicio de un largo trabajo intelectual que exija una gran atención, como por ejemplo, la redacción de un libro, de un trabajo estadístico, de una obra sobre temas serios, científicos, que requieran un estudio preciso y llevado hasta el mínimo detalle, o también de cualquier obra que trate sobre la medida de los fenómenos naturales y de describirlos con minuciosidad.

Por otra parte, el momento estaría bien elegido para las transacciones inmobiliarias o de bienes territoriales. En todo caso, toda operación comercial que se emprenda en el transcurso de este período lo será sobre bases perfectamente regulares y escrupulosamente honestas. Los compromisos tomados frente a terceros o entre las dos partes en cuestión se ejecutarán al pie de la letra.

Es una época en definitiva que cualesquiera que sean las circunstancias, sólo tendrás a la vista las realidades concretas y examinarás cualquier situación con sangre fría, con una tranquilidad objetiva y sólo recurrirás a los medios indispensables que conduzcan a soluciones prácticas y útiles.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Venus

Este tránsito pondrá a prueba tus relaciones con los demás: familiares, románticas y también amistosas. También tendrá un fuerte efecto sobre tu forma de expresar el cariño, el amor y tus gustos personales. Es posible que en esta época te des cuenta de muchas cosas que te molestan de ti mismo y de otras personas, particularmente de aquellas en las que tengas puesto tu afecto sentimental.

No obstante, es una época excelente para conseguir más estabilidad y ser más serio y práctico en todas tus relaciones íntimas, asociaciones y amistades. Ahora te resulta más fácil de lo habitual llevarte bien con los demás, cooperar con ellos, trabajar y no hacerles excesivas exigencias. En tus relaciones, ambas partes os preocupáis por satisfacer las necesidades del otro, y todo fluye adecuadamente, aunque sin gran excitación. Sencillamente, las cosas funcionan como se espera, aunque a veces de forma algo sobria y seria.

También es un buen período para asegurar la independencia económica y establecer una forma segura de ganarte la vida. Es posible que ahora seas mucho más realista y no te dejes llevar por ilusiones. Por eso es un buen momento para llevar a cabo importantes inversiones o negocios más seguros. Es un tiempo en el que puedes confiar en el apoyo y la confianza de las personas con quienes tratas.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Marte

Durante este período tiende a aumentar tu resistencia física y tu determinación; así pues, te resultará más fácil de lo habitual lograr lo que te propongas, ya que te vuelves más resistente y capaz de realizar grandes esfuerzos sin fatiga aparente.

Moralmente, este tránsito refuerza tu voluntad y te da el deseo de ligarte a un trabajo serio y de proseguir tu tarea hasta que la meta final se haya alcanzado. En un sentido, eres más realista y positivo, pero a veces también un poco duro y exigente, tanto contigo mismo como con los demás. Te concentras enteramente en tu trabajo y no soportas la menor oposición a tus proyectos por mínima que sea. Naturalmente, tienes que tener cuidado de no herir la sensibilidad de los demás por tu actitud bastante ruda y por tu estado mental que no aprecia ni la ligereza, ni las bromas, ni siquiera el sentimentalismo.

En lo que concierne a las actividades, esta influencia no predispone en absoluto al trabajo intelectual y aún menos al artístico, pues es una época en donde sólo conoces y aprecias la acción; obedeces a tu instinto de constructividad. Tus ocupaciones pueden estar en relación con las empresas que tengan por objeto trabajar la materia y vencer su resistencia para darle la forma deseada.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Júpiter

Durante este tránsito tiendes a pensar más de lo habitual en la virtud como algo esencial para el crecimiento interior, mostrándote respetuoso con las leyes y dispuesto a aplicar al pie de la letra las normas de la moral y de la justicia. Tienes la constante preocupación de llevar una vida irreprochable, de actuar correctamente y de ser escrupulosamente honesto.

Además, puede que sientas la necesidad de aconsejar a los demás o intervenir en un caso espinoso y resolver conflictos. Harás gala entonces de una imparcialidad, de una consciencia y de una integridad rigurosas.

Por otro lado, durante este tránsito todo lo relacionado con la carrera, el dinero y las inversiones avanzará lentamente e incluso puede parecer estar paralizado, pero, aunque todo cueste más esfuerzo, las cosas prometen salir bien al final. Es un período que pone a prueba la perseverancia y la paciencia que tienes, para conseguir traer más satisfacción a tu vida y tu profesión.

Este tránsito es también excelente para obtener favores o protección de los medios oficiales o administrativos, para consolidar tus recursos, hacer inversiones e incluso para que tomes ciertos riesgos, ya que podrás tomar en cuenta las dificultades y prevenirlas de antemano.

Esta nota armónica Saturno-Júpiter puede también empujarte hacia el crecimiento intelectual y espiritual, siendo posible que viajes o estudies para ampliar tu visión del mundo y la cantidad de oportunidades que puede ofrecerte.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Saturno

Los tránsitos de Saturno sobre su emplazamiento natal marcan los periodos más importantes de la vida y nos hacen definir el sentido y significado que damos a ésta, así como cuál es nuestra contribución a la sociedad y la capacidad para ser responsables de nuestra existencia. Saturno siempre marca un periodo crítico donde pone a prueba la experiencia que hayamos obtenido hasta este momento, la madurez que nos han enseñado sus sufrimientos y el progreso a seres individuales más realistas y a la vez más espirituales. Saturno es el maestro de la vida y enseña a tener más control y dominio, descartando todo aquello que no sirva para crecer y madurar.

Este tránsito indica que has alcanzado un entendimiento estable de quién eres, y que puedes tomar más control sobre tu propia vida y prepararte para alcanzar tus metas. En estos momentos puedes tener un control realista y consciente sobre las circunstancias de tu vida, no meramente como un entendimiento intelectual, sino nacido del aprendizaje directo de las experiencias pasadas. Has alcanzado un punto de equilibrio, y ahora puedes hacer que las cosas funcionen bien. Tienes que reflexionar sobre cómo obtener más independencia, eficacia y estabilidad en tu trabajo y obligaciones sociales, en mejorar tu imagen pública. Es un buen momento para obtener un reconocimiento público por tus méritos, y también es favorable para obtener el respeto de los demás. Puedes trabajar con método y eficacia y planear proyectos a largo plazo.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Urano

Cuando Saturno hace contacto con Urano, se produce el encuentro entre lo viejo y lo nuevo. Este tránsito fluido indica que lo viejo y establecido está abierto al cambio, es decir ahora estás preparado para integrar en tu vida cosas nuevas. Sabrás conservar lo mejor de lo viejo, pero poco a poco, irás haciendo lugar para ideas, objetivos e intereses nuevos. Eres consciente de que el intento de evitar el cambio no será más que engañarte a ti mismo al privarte del crecimiento que te ofrece este período. Es un buen momento para renovar aquellas esferas de tu vida en que actúas demasiado a la defensiva, de una forma rígida y reprimida. Ahora puedes reunir el valor necesario para abandonar las antiguas pautas y explorar nuevas maneras de ser, ensanchando de esta forma tu horizonte.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Neptuno

Cuando Saturno entra en contacto con Neptuno, sus defensas tienden a fallar y dejar al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Durante este período Neptuno va minando la muralla protectora de Saturno, y es probable que no sea una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que tienes de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. Saturno intenta proteger del dolor y de la inseguridad, pero también puede estar reprimiendo parte de tu potencial creativo, recursos todavía no explotados y talentos ocultos que están esperando ser cultivados. Este tránsito te ayudará a ver más allá de esas defensas y contactar con tus sentimientos y aspiraciones más escondidos.

Es buen momento para unir tu visión espiritual o intuitiva con el sentido práctico de la realidad cotidiana. Por ende, puede ser una época muy favorable para que, con paciencia y disciplina, des alguna forma de expresión concreta a tu inspiración creativa. Si toda tu visión del mundo está cambiando –aparecen nuevas ideas y conceptos que vienen a sustituir la antigua manera de encarar la vida–, el proceso creativo puede ser una buena vía para integrar esos cambios internos en la psique, dándoles estructuras concretas.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Plutón

Cuando Saturno entra en contacto con Plutón, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Es como si alguien te estuviera arrancando la máscara y dejando al descubierto lo que hay en ti de más vulnerable y sensible. Te sientes desnudo e indefenso ante la fuerza transformadora de Plutón, ya que tus intentos de ocultar tu dolor y tu inseguridad no tienen éxito, y ahora debes hacer frente a lo que más miedo tienes de ver en ti mismo.

Durante este período Plutón pone a prueba la muralla protectora de Saturno, finalmente echándola abajo, y aunque no será una experiencia fácil de soportar, lo mejor que puedes hacer es estar interiormente de acuerdo con la necesidad de la transformación.

Al desprenderte de la imagen que has construido de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque válido).

Durante este tránsito, Plutón ofrece la oportunidad de derrumbar las barreras que impiden el desarrollo de las facetas reprimidas y ocultas de tu ser. Debes tener paciencia y aceptar conscientemente la tarea de integración de nuevas ideas y visiones. Entonces, todo ese proceso será mucho más fácil de llevar a cabo. Aunque Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto transformador de Plutón, todo esto no tiene por qué inquietarte. Intuitivamente sabes que el único camino consiste en dejarte desintegrar para poder renacer como un fénix de las cenizas.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Ascendente

Durante este período se intensifica tu sentido natural de la organización, lo que te proporciona más disciplina y prudencia de lo habitual, pero lo que te hace quizá demasiado serio. Conoces muy bien tus fuerzas, y en presencia de competidores te mueves con cautela para examinar la situación y tomar los pasos adecuados. Puedes dar la impresión de ser frío e indiferente, pero en realidad eres solamente precavido y responsable: lo que prometes quieres cumplirlo a toda costa. Eres consciente de que nadie regala nada y que tienes que hacer esfuerzos y sacrificios para merecer una recompensa sustancial.

 

Saturno en tránsito en trígono a tu Medio cielo

Durante este período trabajas con determinación y paciencia en la realización de tus objetivos profesionales. Te muestras ambicioso y dispuesto a poner una gran cantidad de energía para lograr tus metas. Al mismo tiempo, no descuides tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.

 

Sextil a Saturno

Saturno en tránsito en sextil a tu Sol

Durante este período te cuestionas si estás o no satisfecho contigo mismo y haces más esfuerzos de lo habitual para corregir todos tus errores del pasado. Tus sentimientos románticos y tus relaciones amorosas también pueden sufrir una crisis, pero debes comprender que todo esto sucede para que aprendas a tener más control sobre tu vida personal y ser más responsable por las circunstancias que creas a tu alrededor.

Los tránsitos de Saturno señalan períodos donde más se sienten las limitaciones, restricciones y frustraciones. Son etapas que transcurren cada siete años, donde se repiten ciertas situaciones, para que te puedas dar cuenta de tus propios patrones de comportamiento, y mejorándolos, puedas madurar.

Este tránsito estimula tu voluntad, tu firmeza, tu sentido del deber y de las responsabilidades, e infunde el deseo de atarte a una tarea seria cuya realización justificará la confianza demostrada, y reforzará tu crédito social. También es posible que se produzca un ascenso en tu trabajo, o que obtengas éxitos derivados de tus pacientes esfuerzos. Podrás incluso ser promovido a un puesto honorífico que será la lógica culminación de tu ambición legítima, paciente y tenaz. Es, en todos los casos, el momento en que las distinciones y recompensas de todas clases vendrán a retribuir con justicia tus buenos y leales servicios.

Este período es excelente para entablar relaciones con los medios oficiales, para iniciar gestiones en la Administración, para procurarse apoyos políticos o para ejercer influencias en público.

Este tránsito inaugura también un período de seguridad material, de salvaguardia física. La vida se desarrolla con calma y regularidad y está exenta de incidentes imprevistos y perturbadores. Es posible que obtengas la confianza necesaria para unirte a una obra de gran envergadura, pues hay muchas posibilidades de que ésta puede ser llevada a buen término.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Luna

Cuando Saturno afecta de alguna manera a la Luna, es un período para la introspección y el autoexamen. Es el tránsito más importante para reconocer y superar conflictos psicológicos.

Durante este tiempo te resulta más fácil de lo habitual conseguir un equilibrio entre tus emociones y tu razonamiento, ya que te encuentras con mayor tranquilidad y mayor estabilidad psíquica a consecuencia de un mejor control de tus emociones y de tu imaginación. Las experiencias del pasado y la madurez emocional adquirida te han preparado para poder superar ahora cualquier conflicto, superar patrones y hábitos emotivos, así como sentir una mayor satisfacción y seguridad interna.

Ahora puedes ver con objetividad lo que es verdad en ti mismo, y te puedes enfrentar a la realidad con más entereza y autoconfianza. Es un buen momento para tomar decisiones familiares, personales y con respecto al hogar, así como planear el futuro y reorganizar las finanzas. Puedes superar muchos problemas psicológicos y hacer las correcciones necesarias para que tu comportamiento no te bloquee en el futuro. Tienes una oportunidad para sentirte satisfecho emocionalmente, si te tomas en serio realizar los reajustes que sean necesarios para que tu vida esté más llena.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Mercurio

El pensamiento lógico y el razonamiento adecuado son características de este período, lo que te ayudará a convencer a los demás de tus puntos de vista con más facilidad. Es el momento para organizar tu vida y decidir qué más tienes que aprender para evolucionar y madurar. Sin embargo, puede aparecer una excesiva tendencia a preocuparte por cosas insignificantes y a sentirte algo negativo y poco comunicativo.

De todas formas, este tránsito favorece la concentración mental y te permite profundizar más en las cosas, y actuar más pausadamente tras madura reflexión. Posiblemente notarás una mayor aptitud para el cálculo, para los trabajos que requieren paciencia y precisión, en la preparación minuciosa de los mínimos detalles de los proyectos a realizar, y en su ejecución sin dificultad según los planes establecidos.

Este tránsito puede señalar el inicio de un largo trabajo intelectual que exija una gran atención, como por ejemplo, la redacción de un libro, de un trabajo estadístico, de una obra sobre temas serios, científicos, que requieran un estudio preciso y llevado hasta el mínimo detalle, o también de cualquier obra que trate sobre la medida de los fenómenos naturales y de describirlos con minuciosidad.

Por otra parte, el momento estaría bien elegido para las transacciones inmobiliarias o de bienes territoriales. En todo caso, toda operación comercial que se emprenda en el transcurso de este período lo será sobre bases perfectamente regulares y escrupulosamente honestas. Los compromisos tomados frente a terceros o entre las dos partes en cuestión se ejecutarán al pie de la letra.

Es una época en definitiva que cualesquiera que sean las circunstancias, sólo tendrás a la vista las realidades concretas y examinarás cualquier situación con sangre fría, con una tranquilidad objetiva y sólo recurrirás a los medios indispensables que conduzcan a soluciones prácticas y útiles

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Venus

Este tránsito pondrá a prueba tus relaciones con los demás: familiares, románticas y también amistosas. También tendrá un fuerte efecto sobre tu forma de expresar el cariño, el amor y tus gustos personales. Es posible que en esta época te des cuenta de muchas cosas que te molestan de ti mismo y de otras personas, particularmente de aquellas en las que tengas puesto tu afecto sentimental.

No obstante, es una época excelente para conseguir más estabilidad y ser más serio y práctico en todas tus relaciones íntimas, asociaciones y amistades. Ahora te resulta más fácil de lo habitual llevarte bien con los demás, cooperar con ellos, trabajar y no hacerles excesivas exigencias. En tus relaciones, ambas partes os preocupáis por satisfacer las necesidades del otro, y todo fluye adecuadamente, aunque sin gran excitación. Sencillamente, las cosas funcionan como se espera, aunque a veces de forma algo sobria y seria.

También es un buen período para asegurar la independencia económica y establecer una forma segura de ganarte la vida. Es posible que ahora seas mucho más realista y no te dejes llevar por ilusiones. Por eso es un buen momento para llevar a cabo importantes inversiones o negocios más seguros. Es un tiempo en el que puedes confiar en el apoyo y la confianza de las personas con quienes tratas.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Marte

Durante este período tiende a aumentar tu resistencia física y tu determinación; así pues, te resultará más fácil de lo habitual lograr lo que te propongas, ya que te vuelves más resistente y capaz de realizar grandes esfuerzos sin fatiga aparente.

Moralmente, este tránsito refuerza tu voluntad y te da el deseo de ligarte a un trabajo serio y de proseguir tu tarea hasta que la meta final se haya alcanzado. En un sentido, eres más realista y positivo, pero a veces también un poco duro y exigente, tanto contigo mismo como con los demás. Te concentras enteramente en tu trabajo y no soportas la menor oposición a tus proyectos por mínima que sea. Naturalmente, tienes que tener cuidado de no herir la sensibilidad de los demás por tu actitud bastante ruda y por tu estado mental que no aprecia ni la ligereza, ni las bromas, ni siquiera el sentimentalismo.

En lo que concierne a las actividades, esta influencia no predispone en absoluto al trabajo intelectual y aún menos al artístico, pues es una época en donde sólo conoces y aprecias la acción; obedeces a tu instinto de constructividad. Tus ocupaciones pueden estar en relación con las empresas que tengan por objeto trabajar la materia y vencer su resistencia para darle la forma deseada.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Júpiter

Durante este tránsito tiendes a pensar más de lo habitual en la virtud como algo esencial para el crecimiento interior, mostrándote respetuoso con las leyes y dispuesto a aplicar al pie de la letra las normas de la moral y de la justicia. Tienes la constante preocupación de llevar una vida irreprochable, de actuar correctamente y de ser escrupulosamente honesto.

Además, puede que sientas la necesidad de aconsejar a los demás o intervenir en un caso espinoso y resolver conflictos. Harás gala entonces de una imparcialidad, de una consciencia y de una integridad rigurosas.

Por otro lado, durante este tránsito todo lo relacionado con la carrera, el dinero y las inversiones avanzará lentamente e incluso puede parecer estar paralizado, pero, aunque todo cueste más esfuerzo, las cosas prometen salir bien al final. Es un período que pone a prueba la perseverancia y la paciencia que tienes, para conseguir traer más satisfacción a tu vida y tu profesión.

Este tránsito es también excelente para obtener favores o protección de los medios oficiales o administrativos, para consolidar tus recursos, hacer inversiones e incluso para que tomes ciertos riesgos, ya que podrás tomar en cuenta las dificultades y prevenirlas de antemano.

Esta nota armónica Saturno-Júpiter puede también empujarte hacia el crecimiento intelectual y espiritual, siendo posible que viajes o estudies para ampliar tu visión del mundo y la cantidad de oportunidades que puede ofrecerte.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Saturno

Los tránsitos de Saturno sobre su emplazamiento natal marcan los periodos más importantes de la vida y nos hacen definir el sentido y significado que damos a ésta, así como cuál es nuestra contribución a la sociedad y la capacidad para ser responsables de nuestra existencia. Saturno siempre marca un periodo crítico donde pone a prueba la experiencia que hayamos obtenido hasta este momento, la madurez que nos han enseñado sus sufrimientos y el progreso a seres individuales más realistas y a la vez más espirituales. Saturno es el maestro de la vida y enseña a tener más control y dominio, descartando todo aquello que no sirva para crecer y madurar.

Este tránsito indica que has alcanzado un entendimiento estable de quién eres, y que puedes tomar más control sobre tu propia vida y prepararte para alcanzar tus metas. En estos momentos puedes tener un control realista y consciente sobre las circunstancias de tu vida, no meramente como un entendimiento intelectual, sino nacido del aprendizaje directo de las experiencias pasadas. Has alcanzado un punto de equilibrio, y ahora puedes hacer que las cosas funcionen bien. Tienes que reflexionar sobre cómo obtener más independencia, eficacia y estabilidad en tu trabajo y obligaciones sociales, en mejorar tu imagen pública. Es un buen momento para obtener un reconocimiento público por tus méritos, y también es favorable para obtener el respeto de los demás. Puedes trabajar con método y eficacia y planear proyectos a largo plazo.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Urano

Cuando Saturno hace contacto con Urano, se produce el encuentro entre lo viejo y lo nuevo. Este tránsito fluido indica que lo viejo y establecido está abierto al cambio, es decir ahora estás preparado para integrar en tu vida cosas nuevas. Sabrás conservar lo mejor de lo viejo, pero poco a poco, irás haciendo lugar para ideas, objetivos e intereses nuevos. Eres consciente de que el intento de evitar el cambio no será más que engañarte a ti mismo al privarte del crecimiento que te ofrece este período. Es un buen momento para renovar aquellas esferas de tu vida en que actúas demasiado a la defensiva, de una forma rígida y reprimida. Ahora puedes reunir el valor necesario para abandonar las antiguas pautas y explorar nuevas maneras de ser, ensanchando de esta forma tu horizonte.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Neptuno

Cuando Saturno entra en contacto con Neptuno, sus defensas tienden a fallar y dejar al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Durante este período Neptuno va minando la muralla protectora de Saturno, y es probable que no sea una experiencia fácil de soportar. Sin embargo, al desprenderte de la imagen que tienes de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. Saturno intenta proteger del dolor y de la inseguridad, pero también puede estar reprimiendo parte de tu potencial creativo, recursos todavía no explotados y talentos ocultos que están esperando ser cultivados. Este tránsito te ayudará a ver más allá de esas defensas y contactar con tus sentimientos y aspiraciones más escondidos.

Es buen momento para unir tu visión espiritual o intuitiva con el sentido práctico de la realidad cotidiana. Por ende, puede ser una época muy favorable para que, con paciencia y disciplina, des alguna forma de expresión concreta a tu inspiración creativa. Si toda tu visión del mundo está cambiando –aparecen nuevas ideas y conceptos que vienen a sustituir la antigua manera de encarar la vida–, el proceso creativo puede ser una buena vía para integrar esos cambios internos en la psique, dándoles estructuras concretas.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Plutón

Cuando Saturno entra en contacto con Plutón, sus defensas fallan y dejan al descubierto las dudas y debilidades relacionados con su emplazamiento. Es como si alguien te estuviera arrancando la máscara y dejando al descubierto lo que hay en ti de más vulnerable y sensible. Te sientes desnudo e indefenso ante la fuerza transformadora de Plutón, ya que tus intentos de ocultar tu dolor y tu inseguridad no tienen éxito, y ahora debes hacer frente a lo que más miedo tienes de ver en ti mismo.

Durante este período Plutón pone a prueba la muralla protectora de Saturno, finalmente echándola abajo, y aunque no será una experiencia fácil de soportar, lo mejor que puedes hacer es estar interiormente de acuerdo con la necesidad de la transformación.

Al desprenderte de la imagen que has construido de ti mismo y volver a conectarte con lo que habías excluido de tu identidad, puedes cambiar y crecer. También debes recordar que lo que niegas o reprimes no son sólo partes «negativas» de tu interior, ya que Saturno tiende a suprimir cualquier sentimiento «sospechoso» (aunque válido).

Durante este tránsito, Plutón ofrece la oportunidad de derrumbar las barreras que impiden el desarrollo de las facetas reprimidas y ocultas de tu ser. Debes tener paciencia y aceptar conscientemente la tarea de integración de nuevas ideas y visiones. Entonces, todo ese proceso será mucho más fácil de llevar a cabo. Aunque Saturno tiene los pies firmemente plantados en el suelo, y se sentirá amenazado por el efecto transformador de Plutón, todo esto no tiene por qué inquietarte. Intuitivamente sabes que el único camino consiste en dejarte desintegrar para poder renacer como un fénix de las cenizas.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Ascendente

Durante este período se intensifica tu sentido natural de la organización, lo que te proporciona más disciplina y prudencia de lo habitual, pero lo que te hace quizá demasiado serio. Conoces muy bien tus fuerzas, y en presencia de competidores te mueves con cautela para examinar la situación y tomar los pasos adecuados. Puedes dar la impresión de ser frío e indiferente, pero en realidad eres solamente precavido y responsable: lo que prometes quieres cumplirlo a toda costa. Eres consciente de que nadie regala nada y que tienes que hacer esfuerzos y sacrificios para merecer una recompensa sustancial.

 

Saturno en tránsito en sextil a tu Medio cielo

Durante este período trabajas con determinación y paciencia en la realización de tus objetivos profesionales. Te muestras ambicioso y dispuesto a poner una gran cantidad de energía para lograr tus metas. Al mismo tiempo, no descuides tus responsabilidades familiares, algo que saben apreciar tus seres queridos.

 

Saturno en los Signos

Saturno en Aries: Naturaleza realista y calculadora que se cristaliza en una personalidad austera. Aprender a tener paciencia y autocontrol, motivado por las circunstancias que le rodean, es la clave para encauzar sus iniciativas. Suspicacia y recelo hacia las personas que ejercen autoridad. Resistencia frente a las circunstancias adversas emanada de la disciplina que mantiene en su vida. Termina por aprender que para acometer sus iniciativas debe de contar, sobre todo, consigo mismo. Su deber es aceptar su autodisciplina.
Aquí Saturno se halla en su signo de CAÍDA, por lo que tiene poca capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone si no cuenta con los aliados necesarios. Debe intentar hacerse valer por sí mismo y ser menos influenciable, aunque actúe en asociación.

 

Saturno en Tauro: Prudencia y ponderación frente a las contingencias materiales. Su mesura en la toma de decisiones económicas le da estabilidad material. Gran determinación para conseguir sus metas. Amor propio y fuerza de voluntad acusada, que en más de una ocasión se puede manifestar como cegadora obstinación. Gran sentido práctico para enfrentarse a los asuntos financieros. Su ambición personal es medida por los logros económicos que consigue. Adquiere para acumular. Importancia del ahorro para materializar sus finanzas.

 

Saturno en Géminis: Inteligencia con excelentes capacidades de concentración. Todo lo científico y metódico atrae a sus cualidades intelectuales. Le encanta comprobar, por su disciplina mental, el sentido práctico de sus ideas. Su mente se concentra en el estudio de las cosas útiles. Honestidad y sobriedad en lo que habla o escribe. Su objetividad mental le convierte en persona juiciosa e imparcial cuando debe dirimir debates dialécticos. Desarrollo educativo sometido a dificultades o discontinuidad por motivos profesionales. Insatisfacción constante con sus logros mentales. Riesgo de relaciones fraternales cargantes por la responsabilidad que implican.

 

Saturno en Cáncer: Sus afectos íntimos le pueden atraer frustraciones en la infancia, debido a esto, construye una capa protectora de distanciamiento para que no se le dañe. Inhibiciones familiares. Su intimidad y la responsabilidad están unidas. La melancolía es la compañera de su soledad. Herencia familiar llena de seriedad o austeridad, y sometida a una norma moral estricta. Lucha tenaz, para conseguir una posición social, acuciada por las restricciones familiares. La rigidez e intolerancia de uno de los padres marca restrictivamente su comportamiento en la casa paterna.
Aquí Saturno se halla en su signo de EXILIO, por lo que tiene poca capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone, si no cuenta con los aliados necesarios.

 

Saturno en Leo: Voluntad de resistencia y tenacidad para enfrentarse a las crisis afectivas. Deseo de poder y autoridad en sus relaciones sentimentales. Retraimiento y austeridad pasional una vez que su afianzamiento amoroso es conseguido. Raramente llega a exteriorizar sus sentimientos totalmente. Su honor y orgullo pueden implicar autorrestricción. Buenas cualidades de organización para aplicar al mundo del espectáculo. Prefiere la solidez al riesgo en sus especulaciones. Su creatividad se desarrolla en la soledad.
Aquí Saturno se halla en su signo de EXILIO, por lo que tiene poca capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone, si no cuenta con los aliados necesarios.

 

Saturno en Virgo: Prestaciones laborales llenas de orden y análisis. Su constante crítica le inclina al rigor en sus servicios. Le encanta expresarse en trabajos de precisión. Su atención, prudencia y previsión cortan en todo lo posible la intervención del azar. Su rectitud moral marca distancias en su experiencia cotidiana. Responsabilidad y sentido del deber a la hora de asumir sus tareas laborales. Carga con los deberes de otros motivado por su necesidad de eficiencia. La regularidad y la paciencia son su fuerza laboral.

 

Saturno en Libra: Actitud social reservada y distante, pero llena de cortesía y corrección. El tacto y la ecuanimidad, unidos al pragmatismo le hacen hábil juez de los comportamientos sociales de asociaciones o pareja. Su paciencia y responsabilidad le dan la capacidad de relacionarse con los demás, y a la vez, el objetivar o tener distancia para juzgarse en su trato social. Su dominio y autocontrol le conducen a respetar con agrado las convenciones sociales. Comprometerse, para Usted, es sinónimo de responsabilizarse. Probabilidad de emparejamiento tardío, pero pleno de realizaciones. Su tesón es su mejor tesoro.
Aquí Saturno se halla en su signo de EXALTACIÓN, por lo que tiene una gran capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone, pero debe evitar la soberbia y la impaciencia, que le puede llevar a alcanzar sus logros por métodos poco ortodoxos.

 

Saturno en Escorpio: Valor y voluntad para enfrentarse a problemas tortuosos o difíciles de resolver. Inhibiciones emocionales como consecuencia de orgullos mal entendidos. Atracción por las cosas ocultas o misteriosas, que tiende a estructurar en jerarquías para asimilar mejor. La sagacidad y la astucia están presentes en su psicología profesional. Difícil desprendimiento de las cosas materiales. Trabaja compulsivamente para consolidar su posición económica. Regenerar su orgullo es su reto frente a su propia trascendencia.

 

Saturno en Sagitario: Sus principios morales y creencias espirituales están basados en un código estructural, totalmente jerarquizado, basado en el pragmatismo. Franqueza y honestidad éticas. Capacidad de concentración rayana en la perfección. Atenta observación de las circunstancias cotidianas de las cuales extrae acertados conceptos filosóficos. Probar las cosas en las que cree es su deber intelectual. Aprender a allanar los obstáculos con paciencia su responsabilidad mental. Evidenciar su ideal la realización de su entendimiento.

 

Saturno en Capricornio: Necesidad de conseguir logros materiales para sentirse realizado en su profesión. Excelente capacidad de organización y estructuración profesional. Su disciplina, paciencia y responsabilidad son la base de sus logros sociales. Aptitud para las empresas que requieren mantener el esfuerzo durante largo tiempo. Las presiones familiares para alcanzar una posición en la vida son acusadas. La ascensión lenta pero constante a lo largo de su existencia es su mejor modo de asegurar su destino personal.
Aquí Saturno se halla en su signo de DOMICILIO, por lo que tiene una gran capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone.

 

Saturno en Acuario: El desarrollo de sus proyectos va acompañado de seriedad y responsabilidad. Presta atención a las cosas nuevas u originales, pero no las admite hasta que son probadas por su eficiencia. Pone a disposición de los demás sus buenas cualidades de organización en proyectos que contribuyan a un mejor bienestar social. Las dificultades en la consecución de sus proyectos no le hacen desanimarse, sino aumentar su determinación por conseguirlos. Su prudencia y mesura le sirven para ganarse el aprecio de sus amistades.
Aquí Saturno se halla en su signo de DOMICILIO, por lo que tiene una gran capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone.

 

Saturno en Piscis: Tendencia al aislamiento, al recogimiento o al secreto profesional. Necesita ser persistente en la consecución de sus objetivos, para que éstos no se diluyan. Necesita apoyarse en su espíritu de sacrificio y abnegación para superar las pruebas en su destino. El orgullo y la ambición pueden ser sus más frecuentes indicios de transformación personal. Riesgo de reconocimiento tardío de sus méritos profesionales. Debe evitar que los temores inconscientes hacia el futuro generen excesivas dudas y menoscaben la confianza en sí mismo. El esfuerzo y la constancia son sus verdaderos apoyos a la hora de superar las pruebas de su vida.

 

Saturno en las Casas

Saturno en tránsito por tu Primera Casa

La llegada de Saturno al Ascendente, el punto más personal de la carta astral, señala un momento clave en el desarrollo individual. Habitualmente, es un período de crisis, un proceso de renacimiento que puede durar varios años. La vida parece más seria, y los acontecimientos ponen a prueba la fortaleza moral del carácter.

Durante todo ese tiempo, la estructura de tu vieja personalidad quedará inexorablemente detrás, pero la clase de estructura nueva y el nuevo modo con que enfoques la vida y te expreses, dependerá en gran medida del nivel de sinceridad con que te confrontes a ti mismo.

Es probable que al principio de este tránsito te sientas desanimado y deprimido debido a la multitud de carencias y defectos que ahora ves más claramente que nunca en tu propia persona, pero debes comprender que éste es el período de máxima oportunidad para construir una nueva personalidad, aunque esa construcción imponga disciplina, perseverancia y mucho trabajo. Saturno suele ser un maestro duro, pero justo, y todo lo que ocurra tendrá finalmente el propósito de ayudarte a evolucionar y crecer, aunque las cosa parezcan oscuras y ominosas.

También es un buen momento para empezar a trabajar en algún estudio, interés o meta a largo plazo, que a su tiempo puede llegar a ser una vocación de ocupación plena o una ambición mayor. Saturno pondrá a prueba la autenticidad y el valor de los principios por los que vives, y te ofrecerá la oportunidad de analizar el sendero que seguiste en el pasado y rectificar posibles errores para empezar un nuevo ciclo evolutivo.

 

Saturno en tránsito por tu Segunda Casa

Cuando Saturno entra en la Segunda Casa, se extingue el período de preocupación por tu propia identidad, y a menudo hay una marcada sensación de alivio lo mismo que un sentimiento más vigoroso de que ahora tienes que ponerte a trabajar a fin de producir. Es probable que tengas un fuerte impulso de estructurar tu situación financiera, hacer que algún trabajo arduo produzca, o promover algún tipo de ingresos, ahorros o inversión.

Corrientemente, es una época en la que puedes empezar a construir un nuevo negocio partiendo de la nada; dedicarte a algún género de aprendizaje, o a adquirir alguna clase de instrucción práctica que, con el tiempo, te permitirá ganar más dinero. En otras palabras, es un período para echar las bases de tu estabilidad y seguridad en el mundo material, aunque es probable que tus ingresos en esta época no sean tan elevados como quisieras y que sientas cierta ansiedad acerca del dinero y otros factores de seguridad.

Los beneficios tal vez no sean tangibles de inmediato, pero si afrontas la tarea de levantar una estructura financiera segura, sin ignorar los verdaderos costos personales, lo que se construya ahora puede servirte durante muchos años.

También es época de hacer balance de cómo has usado en el pasado tus habilidades e ideas, y si te sirvieron bien y te permitieron producir algo, o si meramente demostraron ser inútiles y carentes de valor práctico. En resumen, tienes que aprender a definir de nuevo qué es lo que realmente valoras, y debes evitar que el miedo a la inseguridad económica domine y amargue tu vida.

 

Saturno en tránsito por tu Tercera Casa

Cuando Saturno empieza a pasar por esta casa, la sensación de que muchos asuntos prácticos, que llamaron tu atención durante los últimos años, están ahora afianzados te permite poner tu energía en el desarrollo de tu capacidad de adaptarte consciente y decididamente a las expectativas y demandas de las personas que te rodean.

Durante este período la comunicación cobrará una importancia especial en tu vida, aunque te cueste más de lo habitual expresar tus pensamientos y hacerte entender. No obstante, éste es un período excelente para la investigación, el estudio y el pensamiento profundo. Hay un acrecentado énfasis en el análisis serio, en el pensamiento práctico, y en la capacidad de expresar los conceptos con más claridad.

Sientes la necesidad de levantar una estructura intelectual más sólida sobre la cual puedas fundamentar tus ideas y opiniones. De ahí que asumas más actividades educativas o prosigas una investigación particular que pueda servir a esta finalidad; es una época en la que te familiarizarás con variedad de técnicas y puntos de vista que te podrán permitir comparar y juzgar teorías, conceptos y métodos sobre la base de tu propia experiencia personal.

En muchos casos, éste es también un período de acrecentada actividad viajera que resulta de las exigencias de la profesión, los deberes familiares u otras responsabilidades. Es también un tiempo para «atar cabos» no sólo en los ámbitos intelectuales de la vida, sino también en las relaciones con los demás.

 

Saturno en tránsito por tu Cuarta Casa

La entrada de Saturno en la Cuarta Casa inicia una nueva vuelta en el sendero que conduce a la madurez personal. Es una época para descender a los fundamentos de la seguridad y supervivencia, una época para armonizarte con tus necesidades básicas de un sentimiento de pertenencia y tranquilidad.

Es probable que ahora mires y valores con más seriedad tu posición en la comunidad, y que trates de establecer un sentido de solidez y orden en el medio ambiente hogareño. Esto puede significar dos cosas: que las condiciones y las disposiciones físicas del hogar tal vez te parezcan inadecuadas para la finalidad que persigues, en cuyo caso darás los pasos adecuados para cambiar la situación de algún modo, con frecuencia construyendo algo en la casa misma o en el patio, o a veces incluso mudándote a una residencia nueva; o que tus obligaciones para con tu familia se tornen más reales y apremiantes. Podrías sentirte sujeto a tu entorno, lo cual podría significar que necesitas defi-nir más las fronteras no sólo de tu casa sino también de tus ambiciones vitales.

De hecho, es un período en el que debes echar las bases de todas las ambiciones de largo plazo que tengas para determinar qué base de operaciones necesitas en tu carrera. Esto puede conducir a que sitúes tu negocio o profesión, o, por lo menos, que reestructures el medio ambiente en el que trabajas. En definitiva, este tránsito marca un período oportuno para que aclares tus problemas internos, sin que esperes a que las circunstancias sean tal vez más favorables para resolverlos.

 

Saturno en tránsito por tu Quinta Casa

Este tránsito señala una época de mayor seriedad acerca de ti mismo y, a menudo, de reducida vitalidad y menor entusiasmo. Es probable que te encuentres quejándote de que no te diviertes, que tampoco tengas muchas ganas de divertirte, y que sientes que no te aman ni te aprecian. La sensación de estar solo o falto de amor puede impulsarte de manera inconsciente a buscar más atenciones de parte del cónyuge, de los hijos, amantes u otras personas; pero debes tener cuidado de no volverte demasiado exigente y de esa manera tal vez espantar a muchas personas a las que quieres tener cerca.

Por otro lado, tu expresión del amor hacia los demás puede llegar a ser más paternal y protectora, y tales sentimientos podrán tornarse especialmente fuertes en actitudes hacia los hijos (si es que los tienes, de lo contrario este afecto lo expresaras hacia personas que de alguna manera cumplen este papel en tu vida), puesto que éste es un período de entrar en contacto con las necesidades reales de tus hijos y con tus deberes más profundos para con ellos.

Si posees ambiciones en el ámbito de las artes creadoras, esta es la época para comprometerte en un programa regular de trabajo y para empezar a apoyarte más en un esfuerzo y una organización coherentes que en los vuelos transitorios de la «inspiración». También es el momento de profundizar más en tu modo de expresarte y de trabajar para causar una profunda impresión en los demás más bien mediante una acción responsable y disciplinada que meramente a través de demostraciones dramáticas o un exhibicionismo vacío. De lo contrario, aprenderás a través de amarga experiencia que el impulso hacia la expresión en términos de deseos y necesidades puramente personales difícilmente produce los resultados deseados. Está condenada al fracaso toda forma de expresión egoísta que no tenga en cuenta las necesidades de los demás.

 

Saturno en tránsito por tu Sexta Casa

El tránsito de Saturno por esta casa es un período de ajuste personal y cambio de pensamiento, trabajo y hábitos sanitarios. Te puedes ver impulsado desde dentro, o presionado por las circunstancias, a ser más organizado y disciplinado en muchos ámbitos de la vida, pero particularmente en el trabajo y la salud. Los cambios de trabajo o los cambios en la estructura del trabajo son comunes, como lo son fastidiosos problemas crónicos de salud que pueden surgirte.

Saturno te presiona aquí para que determines por ti mismo qué es lo que tratas de hacer, y para que discrimines entre lo importante y lo secundario. De hecho, la facultad discriminatoria puedes tenerla tan activa durante este período que sufras de depresión o malestares psicosomáticos que brotan de una excesiva autocrítica. Esta autocrítica es motivada, además, porque comienzas a ver cómo las personas con las cuales vives y trabajas se sienten realmente respecto de ti. Puedes apreciar si eres realmente útil y si te consideran molesto. En definitiva, tomas más consciencia de los resultados de las diversas relaciones que existen en tu vida.

La mayoría de problemas de salud que surgen de este período pueden relacionarse directamente con tus hábitos dietéticos. Parece que el cuerpo trata de arrojar las impurezas durante esta época; y, si no cooperas con ese proceso de purificación, a menudo se manifiestan los síntomas físicos. El tránsito de Saturno por la sexta casa es un período excelente para ajustar tu alimentación, los ejercicios rutinarios y otros hábitos de salud, o para realizar un ayuno prolongado o un régimen purificador. Lo que debes saber es que todos los problemas de salud (o los problemas con tu situación laboral) en este periodo son lecciones específicas, que te muestran qué cambios necesitas en las pautas habituales de la vida cotidiana, y que te preparan para otra fase de la vida que empieza cuando Saturno sale sobre el Descendente, dentro de un par de años.

 

Saturno en tránsito por tu Séptima Casa

En el Descendente hay un cambio básico de énfasis. Aquí abandonas la esfera individual para afrontar la prueba de la relación humana. La presencia de Saturno enfatiza la necesidad de asumir más responsabilidad para sostener tu lado de una unión concreta (principalmente en tu relación personal primordial o en tu matrimonio). Es probable que ahora tomes conciencia de tus necesidades, limitaciones y obligaciones, y si diste por sentado alguna importante relación o juzgaste que una relación particular no satisfacía tus necesidades, ésta será la época de tratarla con mayor realidad. Debes intentar de establecer un enfoque sólido y bien claro de las relaciones que tengan fuerte impacto sobre tu estilo de vida y tu identidad. Si esperas demasiado de una relación o del matrimonio, o si consideras que no es viable, éste es el momento de enfrentar los hechos con objetividad y desapego.

A menudo, el tránsito de Saturno a través de la Séptimo Casa produce una visión del mundo como si fuera triste, frío y hostil, erizado de enemistad por todos lados. Tal vez sean menester experiencias de frustración u hostilidad, o hasta una crisis de separación, para que induzcan al ego de reflexionar profundamente sobre sus motivaciones y objetivos. Sin duda, ésta puede ser una época de prueba para los matrimonios y relaciones íntimas, pero la cantidad de tensión que experimentes durante este período depende de la calidad y del nivel de autenticidad que caracterizó esa relación durante muchos años.

La lección principal que toca aprender ahora es que en el mundo de las relaciones humanas nada puede permanecer estático. Saldrás de este tránsito ganando, es decir más maduro y fuerte, si sabes encontrarte con los demás a medio camino y con una libertad interior que permita un intercambio mutuo auténtico.

 

Saturno en tránsito por tu Octava Casa

Este período puede afectar algunas de las facetas más personales y tabúes de la vida: el sexo y la muerte, y también las finanzas compartidas. Es un período particularmente importante como una época de terminación de algunas viejas pautas y –dejando pasar algún deseo intenso o apego– de experimentar un género de renacimiento una vez que se haya completado esta fase.

Quizás experimentes este período como un tiempo de profundo sufrimiento, cuya causa es difícil de discernir. Es una época en la que hay que afrontar lo fundamental de la vida, las experiencias esenciales (l existencia del alma, del más allá, y de la muerte misma) que con tanta asiduidad se ignoran o descuidan. Es una época para afrontar el hecho inexorable de la muerte de manera más realista, y la consciencia de la inevitable de la muerte te puede apremiar a poner tu energía en organizar tu patrimonio, testamento o inversiones. Otros tratos financieros mayores son también frecuentes en esta época, pero el factor común es que vas a procurar protegerte y, a menudo, establecer algún género de «seguridad del alma» en el nivel más profundo posible.

Es también un período para comprender la importancia de la energía sexual y de las implicancias de cómo has estado encauzando esa energía. En algunos casos, puede ser un período de frustración sexual, obligándote a ser más dueño de ti mismo o más austero. También es posible que cortes ciertos desbordes o actividades comprendiendo el valor de sublimar la fuerza sexual en tu interior, a menos que la uses con una finalidad curativa y constructiva. Es también una época en la que puedes dedicarte muy de lleno a estudios ocultistas, prácticas espirituales o varias clases de investigación.

 

Saturno en tránsito por tu Novena Casa

El tránsito de Saturno por la Novena Casa es básicamente un período de asimilación de las experiencias de muchos años y de relacionarlas con algún ideal elevado, alguna filosofía, o algún tipo de automejoramiento. Es común que, en esta época, te embarques en una exploración más bien estructurada en procura de ganar una mayor amplitud de conocimiento, ya sea a través de un viaje físico, de un estudio académico, de la asistencia a conferencias o servicios eclesiásticos, o solamente a través del aprendizaje autodidacto.

Éste es un buen momento para examinar y definir tus creencias, ya sea que esas inclinaciones te lleven a una filosofía, a una religión, a estudios metafísicos o a teorías legales o sociales. Tus creencias necesitan definirse durante esta época porque, de aquí en adelante, servirán como ideales que guíen tu vida e iluminen tu camino personal.

Durante este tránsito es probable que sientas la apremiante necesidad de darle un significado real y duradero a tu vida, de perseguir un ideal superior; o de viajar por el mundo y estudiar diversas culturas y materias a fin de lograr una pers-pectiva más vasta de la vida. Una época en definitiva ideal para el automejoramiento.

También es un momento excelente para la aplicación seria de tus energías mentales, ya que ahora se consolidan de algún modo definido tus ambiciones relacionadas con el influir sobre los demás a través de la enseñanza, las conferencias o las publicaciones.

 

Saturno en tránsito por tu Décima Casa

El cruce de Saturno por tu Medio Cielo y la entrada en la Décima Casa te pondrá en primer plano un serio interés en tus ambiciones, tus esperanzas de lograr algo en tu carrera, tu papel en la sociedad y el nivel de autoridad que posees. Este tránsito marcará una prueba de fortaleza de tu posición pública. No importa donde estés en la escala social, tu posición estará ahora muy a la vista.

En ocasiones, puedes sentirlo como un período de frustración o como una época de ansiedad en la que te encuentras agobiado por deberes y obligaciones desagradables, pero esto ocurre principalmente cuando la carrera o la estructura vocacional las has construido no lo bastante realista como para que se adapte a tu verdadera naturaleza.

No obstante, es un buen momento para ganar una perspectiva desapegada sobre lo que realmente has logrado, a diferencia de tu reputación o de lo que te gustaría pensar que has realizado. Si tu carrera o estructura vocacional parece frustrante, esto surge a menudo del hecho de que no has incorporado con suficiencia en ella tus metas personales verdaderas y tus ideales socialmente valiosos.

Saturno en la Décima Casa es tiempo de cosecha. Recoges los frutos de tu empeño en trabajos, proyectos o relaciones que se iniciaron cuando Saturno estaba transitando la Séptima Casa. La naturaleza de esta cosecha dependerá de cuánto extrajeras de las propias oportunidades y de la cantidad de esfuerzo honrado que ejerciste para alcanzar tus ambiciones. Sin embargo, este tránsito de la Décima Casa es probable que también se acompañe de alguna forma de restricción, en el propio tiempo (debido a otras responsabilidades) o en el ámbito profesional, autoridad o ingresos, si la tendencia fue negativa. Sea lo que fuera lo que suceda, lo importante será ahora tu actitud para con los acontecimientos y tu voluntad de ajustarte a las circunstancias. En esta época, lo prudente sería esforzarse en procura de seguridad y consolidar la propia posición, más que procurar otra expansión siguiendo lineamientos establecidos.

 

Saturno en tránsito por tu Undécima Casa

El problema que se plantea durante este tránsito es «qué hacer con el triunfo o el fracaso», es decir con los resultados logrados desde que Saturno cruzó el Medio cielo. Al triunfo deberá usárselo con imaginación, consciencia y finalidad. El fracaso debe afrontarse con valentía y buscarse sus causas para que las lecciones que de él se aprendan sean el trampolín de nueva realización en el futuro.

Si experimentaste el triunfo, entonces querrás naturalmente disfrutar los frutos de este triunfo, mostrarle a tus amigos y al mundo. La prueba consiste en no caer en la trampa del orgullo y de la vanidad, sino reconocer que el triunfo no dependió exclusivamente de tu propio esfuerzo, y agradecer la ayuda recibida compartiendo los frutos con otros y para el beneficio colectivo.

Por otro lado, si experimentaste el fracaso, entonces la tendencia será a protestar, a mostrar resentimiento y tratar de vengarte en los que consideres responsables de tu derrota. Ahora puedes elegir entre esforzarte para transformar las condiciones que produjeron este fracaso o perdida del prestigio y reaccionar de forma negativa o incluso violenta.

Si consideras muy deseable el alcanzar una elevada posición social, cumplir los deberes de esa posición lo mejor que puedas y gozar de sus frutos, Saturno introduce en esta visión un sentimiento de vacío y descontento, haciéndote comprender que los logros externos son efímeros y, en última instancia, ilusorios. Lo más importante es el desarrollo interior, la elevación espiritual. Así pues, ahora se te pide que desarrolles una nueva visión, nuevos ideales y planes concretos de mejoramiento, y que trabajes en pos de ellos. Estás en las fases finales del ciclo de Saturno, y ya es hora de dirigir la atención hacia el interior y prestar más atención al desarrollo de cualidades espirituales y nobles.

 

Saturno en tránsito por tu Duodécima Casa

Este tránsito, junto con el tránsito de Saturno por la Primera Casa coincide con una importante fase de transición en la vida. Es un período en el que te vas a encontrar con los resultados de todos los pensamientos, acciones, deseos y actividades a los que te has dedicado durante los últimos veinticinco años, cuando Saturno iba pasando por las otras once casas.

Es el término de un ciclo; y de ahí que, a menudo, puedas experimentar descontento, confusión, desorientación y un sentimiento de encogimiento emocional y mental, cuando las viejas estructuras de vida empiezan a derrumbarse. En otras palabras, las ambiciones, valores, prioridades, actividades y creencias que otrora dieron significado y dirección a tu vida empiezan a disolverse cuando Saturno entra en esta casa; y los sentimientos prevalecientes de estar separado o perdido son habituales, hasta que hayas consolidado nuevos valores y actitudes nuevas y más depuradas hacia la vida misma.

Por tanto, es una época para definir tus ideales y tu orientación espiritual última; y es posible que pases estos años experimentando con varios nuevos enfoques de vida después de haber dejado caer los viejos apegos que demostraron estar ahora vacíos y sin vida. En suma, es un período de trabajo en la clarificación de aquellas dimensiones de vidas trascendentes y sutiles que, aunque son muy difíciles de expresar con palabras, constituyen la fuente recóndita de fuerza que te ayuda a continuar tus luchas por crecer en medida de los contratiempos y obstáculos de la vida.

Es probable que te sientas como en una prisión emocional, aislada del mundo exterior que parece distante e irreal. Es una época en la que debes volverte hacia dentro, a fin de llegar a fuentes interiores de fuerza emocional y espiritual. Ahora, lo viejo se va disolviendo para dar cabida al nacimiento de la nueva orientación y estructura de tu vida. Puedes incluso llegar a sentir cierta desorientación, ya que se trata de un período de espera, de ensoñación y de exploración interior durante el cual desaparecen las fronteras firmes y las anclas sólidas a las que solías aferrarte. En definitiva es el momento para eliminar cualquier residuo del pasado y preparar el terreno para una nueva semilla que va a dar el fruto de una personalidad más integrada.