SOL ARIES LUNA EN

Sol en Aries con la Luna Aries

La combinación del signo solar y lunar Aries produce en la persona una personalidad verdaderamente explosiva; dinámica, fuerte, poderosa y magnética. Cualquier idea que muestra la lectura del signo solar es intensificada por la Luna en Aries. La independencia y la confianza personal pueden estar tan intensificadas que se con-vierte en un bloqueo en las relaciones personales si no es de alguna manera domesticada. Siempre es una persona individualista. Extremadamente impaciente con la gente, en ocasiones al extremo de ser intolerante. La gente puede verle como huevo duro debido a la tendencia de ser demasiado apegado a los hechos. Se expresa a sí mismo rápida y fuertemente con un efecto dramático considerable. Es dolorosamente difícil para esta persona escuchar y comprender las penas de los demás. Aunque puede ser exigente de la atención de quienes le rodean y en aquellas raras ocasiones cuando publica sus problemas personales. No es una persona intelectual y puede que no se haya tomado el tiempo para conseguir una buena educación. De hecho, las personas bien educadas e intelectualmente pretensiosas están entre aquellos que encuentra aburridas y poco interesantes. No se impresiona con pensamientos e ideas abstractas, solamente con logros y acciones. Esto no quiere decir que no utiliza su mente. Su mente está siempre activa: leyendo, hablando, discutiendo. Cuando llega el momento de hacer las cosas las has rápidamente, su talento puede hacer la factura. Esta posición proporciona rasgos de liderazgo excepcional, pero una necesidad de desarrollar las cualidades de tacto y consideración por los sentimientos de los demás puede impedir el progreso.

Sol en Aries con la Luna en Tauro

Esta combinación del Sol en Aries y la Luna en Tauro muestra que puede combinar la fuerza y suficiente tacto para hacer todo lo que le plazca y salirse con la suya. Para todo el encanto y forma de comportamiento suyo hay una capa distinta de impulso y determinación de acero. La agresividad y los bordes ásperos de Aries son suavizados por la influencia de Tauro. Puede ser una persona agradable y diplomática con la conducta sin tacto bien controlada. Tiene una forma curiosa de parecer que tiene tacto inclusive cuando pasa por alto la ley y exige su sentido. Tiene una cualidad magnética poderosa aparejada con una fuerte voluntad y determinación por el liderazgo. Todos los Aries son líderes naturales, pero en esta configuración, hay más estabilidad y una sólida base para la operación. Piensa bastante sobre usted aunque no lo muestra. Sin embargo un fuerte sentido de sus habilidades son los cimientos de su vida. Probablemente nunca sufra de un complejo de inferioridad. Necesita aprender a regir sin dominar y a ajustar sus deseos para la felicidad de aquellos que le rodean. De cualquier manera, sin importar su sexo, probablemente será la pareja dominante en su relación marital y tratará de controlar las circunstancias en casi cualquier situación que encuentre.

Sol en Aries con la Luna en Géminis

La combinación de su Sol en Aries y la Luna en Géminis produce una de las personas más verbalmente activas del zodíaco. Probablemente domina cualquier conversación debido a que su mente trabaja rápido y libera la información que ha procesado velozmente. Tiene que aprender a quedarse con cosas al menos hasta que ha puesto en orden su mente, lo cual no encuentra fácil de hacer. Es más fácil para esta persona tomar decisiones sentándose y platicándolas en lugar de cerrarse a sí mismo, estudiando los temas y concentrándose en las alternativas. Hablando antes de pensar las cosas y llegando a conclusiones apresuradas le pueden meter en grandes problemas. El éxito llegará más fácilmente después de haber aprendido y practicado el arte del secreto, pensando claramente las cosas antes de ir a la carga. Esta limitación, no obstante probablemente lo aleje del mundo debido a su rápido ingenio y buenas intenciones. Su habilidad para debatir le permite poner a oponentes menores en la esquina con relativa facilidad. Sorprendentemente, por rápido que actúe tiene una maña especialmente buena para los detalles. En los negocios, su orden por los hechos y números le dan la imagen del ejecutivo perfecto. No obstante, a menudo es culpable de una pequeña oscilación e indecisión que proviene de demasiados hechos superficiales y poca profundidad de estudio. De cualquier modo, la fluidez de la mente es su atributo principal. Su estilo de conseguir pedazos y piezas de información y utilizarlas en una forma efectiva pueden llevarlo lejos. Puede aspirar a volverse un ejecutivo. Sin embargo, la difícil toma de decisión que es necesaria aquí puede que no sea tan natural para la persona como un comercial publicitario, el mundo literario o en otras áreas donde su destacado enfoque puede ser empleado en los negocios que trate con la palabra escrita o hablada. Debe tratar de sobreponerse a una cierta superficialidad con respecto a los asuntos intelectuales o emocionales.

Sol en Aries con la Luna en Cáncer

La combinación de su Sol en Aries y su Luna en Cáncer mezcla los rasgos agresivos y determinados de Aries con la sensibilidad, simpatía e intuición de Cáncer. Este par produce una cualidad única que generalmente permite que tenga éxito en una variedad de esfuerzos. A diferencia de muchos tipos de Aries dinámicos, puede “sentir” a los compañeros antes de saltar a una conclusión inmediata. La influencia Cáncer alienta una tendencia meramente para reaccionar con una respuesta agresiva a cualquier estímulo. Es capaz de poner más pensamiento y comprensión en sus acciones. Tiene una maña de manipular a la gente debido a que sabe cómo capturar su imaginación con su olfato por peticiones dramáticas y aparente preocupación por el bienestar general. Esto no quiere decir que es humanitario por naturaleza. De hecho, como todos lo Aries, es algo egoísta en algunas cosas. Pero suficientemente talentoso y sensible siempre se presenta a sí mismo de una manera muy convincente. Aunque no es intencional, en ocasiones daña a otros o los hiere si comprender que lo está haciendo. Sus percepciones sociales son tan perspicaces que puede subir rápidamente con mucho apoyo popular. La comodidad con la cual puede tratar es en ocasiones una maravilla inclusive para la misma persona. Mientras que está muy orgulloso de sus habilidades, puede a menudo encontrarse a sí mismo un poco internamente inseguro. Puede cuestionar como puede reunir la arremetida y emoción que le permiten expresarse a sí mismo tan convincentemente. Es importante que no se tome tan seriamente y evite excederse en la dramatización.

Sol en Aries con la Luna en Leo

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Leo produce una personalidad que mezcla el impulso ariano por el éxito con la calidez, nobleza y equilibrio de Leo. La gente le responde de manera natural debido a que es una persona interesante, activa, aventurera y excitante. Persigue sus ideales con gran energía, emoción, un sentido de aventura y un entusiasmo ilimitado. Ama a la gente y ellos le responden en una forma muy positiva a su personalidad magnética. La imagen personal es importante para esta persona y tiene una fe natural en sí mismo y probablemente una confianza completa en sus habilidades. Se respeta a sí mismo en un alto grado y se ve a sí mismo como un líder natural. Necesita lograr reforzar este maravilloso sentido del valor personal y mantener una correcta posición de liderazgo y popularidad. El éxito puede llegar debido a que puede tener buenas ideas, pero más a menudo es debido a que aquellos arriba y debajo de la persona les gusta mucho y tienen la voluntad de escucharlo y seguirlo. No duda en decirle a la gente que los “necesita” porque en su forma honesta y abierta tiene confianza que le responderán y apoyarán su causa. Tiene un corazón cálido y una naturaleza afectiva debido a una mezcla armoniosa de la individualidad y personalidad; el pensar y sentir están en mucha sintonía. Tiene un talento para una visión clara o para visualizar su meta u objetivo, concentrándose en estas metas y objetivos y alcanzándolos.

Sol en Aries con la Luna en Virgo

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Virgo muestra que es muy frío emocionalmente. Una fina naturaleza crítica parece reemplazar una buena cantidad de impetuosidad frecuentemente asociada con Aries. Probablemente tiene una mente que es canalizada a asuntos prácticos y no tiene una actitud sin sentido sobre la mayoría de los temas. Tiene una determinación impulsiva para conseguir que se hagan las cosas y hacerlas bien. Es definitivamente una persona que logra las cosas combinando su frío juicio y la energía para poner los pensamientos en acción. Puede faltarle creatividad y originalidad pero está listo para absorber conocimiento y utilizarlo en una forma muy eficiente. Se da cuenta de las cosas desde diversos ángulos y nunca ve de más los más pequeños detalles. Es una persona con la que es difícil trabajar porque es demasiado exacto. Puede ser demasiado agudo en su forma de criticar un trabajo a medias o hacer eso en cualquier forma revela una calidad inaceptable. Es potencialmente un buen ejecutivo si puede dejar de hacerse de enemigos por su naturaleza agresiva y crítica. No es una persona romántica o sociable y puede ser un tipo de “lobo solitario”.

Sol en Aries con la Luna en Libra

La combinación de su Sol en Aries y la Luna en Libra produce contradicciones en su exterior porque estos signos están precisamente opuestos uno a otro, a 180°. Aries es naturalmente independiente; la Luna Libra es en ocasiones muy dependiente. Esta es una posición difícil presentando un problema entre la naturaleza emocional y mental. Es ambicioso y está ansioso de complacer a la gente, con el tipo de personalidad que parece alcanzar a los demás como si necesitara restablecer la confianza y dirección. Su naturaleza es altamente individualizada aunque es bastante dependiente de apoyo y simpatía. La contradicción en su naturaleza es que valora su libertad intensamente y mientras pareciera que necesita el apoyo podría inclusive resultar que está siendo dominado por otra persona, este probablemente nunca sea el caso. Puede ignorar los sentimientos, opiniones y deseos de los demás cuando tiene una idea en la cabeza. La habilidad de concentrarse en una cosa por un período prolongado es muy difícil para esta persona. Puede estar ensoñando inclusive cuando todo parece que está trabajando duro. El lado dramático de su naturaleza siempre le hará difícil mantener sus pies plantados firmemente en la tierra y mantenerse totalmente práctico.

Sol en Aries con la Luna en Escorpión

La combinación de su Sol en Aries y su Luna en Escorpión produce una persona que combina la asertividad con un fuerte impulso para controlar, mejorar y revolucionar. Esta es una posición de alguna manera difícil debido a la intensidad de sus sentimientos, y la única cosa con la que puede estar satisfecho es usted. Es una persona muy competente y reconoce esto como un hecho. Incluso cuando las cosas no están yendo bien nunca se desanima o se inclina a rendirse. Siempre está buscando una nueva montaña que subir o un nuevo reto al que enfrentarse. El cambio y la revolución le fascinan y está ansioso a comprometerse en cualquier tipo de competencia o tumulto en el cual puede ser parte. Parece lo suficiente genial y tiene una cara sonriente y placentera pero de alguna manera los demás saben que usted no es una persona sobre la cual imponerse o ser tomada por un hecho. No es materialista ni humanitario pero lucha en su lugar por el reconocimiento y la admiración. La única recompensa que verdaderamente busca es la satisfacción personal de ver el trabajo bien hecho o el reto de alcanzarlo. De hecho, para usted el trabajo que hace puede ser un fin en sí mismo. Puede conseguir hacer las cosas por si mismo y de alguna manera inspira a los demás. La gente le encuentra magnético e interesante. Aunque la gente es arrastrada hacia usted, no siempre lo contrario es verdad y puede tener muy pocos amigos cercanos. La autosuficiencia y el respeto personal parece que lo necesita todo el tiempo. Se contiene demasiado y puede ser capaz de fallar con frecuencia para recibir cualquier grado razonable de simpatía y preocupación de parte de los demás cuando esto quiera que ocurra. Esto no le preocupa porque así como es tosco y exigente con los que trata, es igual de duro con usted mismo.

Sol en Aries con la Luna en Sagitario

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Sagitario produce independencia de pensamiento, acción y habla. Esta es la posición de ideal dinámico y clamor popular. Cree en la verdad con una casi devoción absoluta. Esta creencia quizá no está en las verdades de la investigación científica, sino más probablemente en las adecuadas filosofías de la vida y otros grandes temas abstractos. La tendencia natural para Aries para ser un pionero, un luchador, el hacedor, y el iniciador de nuevos conceptos e ideas no está grandemente modificado por esta combinación. Aunque la Luna en Sagitario impone un código personal de ética y honor que no siempre está presente en el temerario nativo Aries. En esta persona los poderes ejecutivos están fuertemente marcados, tomando la forma de controlar a los demás con ideas y principios. El camino adecuado que debe seguirse es tan claro que no es uno que tiene que desmenuzar las palabras para trazar el curso. Su enfoque intensamente emocional para lograr que se cumpla algo puede en ocasiones limitar su consciencia de los sentimientos de los demás y puede ser duro con aquellos a su alrededor. Las debilidades humanas de emoción y celos no son bien comprendidas por esta persona y no se relaciona bien con su personalidad totalmente abierta y franca. Es definitivamente un líder de hombres, aunque no siempre les entiende, por otro lado la gente puede respetarlo completamente pero fallarle por falta de sensibilidad. En todos los tipos de tratos hay una tendencia de emplear un enfoque amplio y con frecuencia encontrando difícil bajar a los asuntos diarios y personales verdaderos. Sus mejores campos de esfuerzo los encontrará en las profesiones.

Sol en Aries con la Luna en Capricornio

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Capricornio mezcla los atributos del Carnero (Aries) y la Cabra (Capricornio), equipándolo bien para la tarea de romper y escalar. Esta posición proporciona talento natural para la administración y dirección como las fuerzas impulsoras de Aries que están templadas con la persistencia y el juicio deliberado de Capricornio. Tiene un impulso interno para el éxito que es raramente igualado. Hay también ideas muy definidas de adónde va y cómo va a llegar ahí; y no es una persona que va a dejar nada en el camino. En muchos aspectos es un oportunista que sabe cómo juzgar a la gente, ubicar a la gente y situaciones problemáticas antes de que surjan. Puede que no alcance sus metas tan rápidamente como sus compañeros Aries debido a que evita las trampas y espera la oportunidad que realmente quiere. Esta es una fortaleza que otros Aries puede que no posean. No obstante, su impulso es siempre duro y rápido comparado con los estándares normales. Aunque está lleno de energía y determinación y parece que desperdicia muy poco de esto en actividades no productivas. Parece saber cómo dirigir sus esfuerzos para conseguir lo que quiere. Siendo una persona muy mundana, la fama y el reconocimiento son sus prioridades principales o al menos las más cercanas a la cumbre. Dará bastante en un sentido personal para el éxito. Puede ser una buena pareja, pero el matrimonio no es probablemente lo más importante en su vida, sino más que un evento. La profesión puede ser colocada equivocadamente primero que la familia. Su intelecto no es fuerte sino que el conocimiento abstracto o el conocimiento en general tienen poca influencia en esta persona. El sentido común parece más valioso en lo que a esta persona concierne.

Sol en Aries con la Luna en Acuario

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Acuario indica una naturaleza que, mientras es de alguna manera discriminante, es muy sociable y magnética. La gente responde a su personalidad con pocas reservas. Tiene un buen sentido de lo que quiere que es moderno y progresivo y siempre está ansioso de jugar un importante papel en cualquier tipo de progreso. Pero de hecho, no es especialmente una persona tolerante. El mantenerse en la sociedad más de reaccionario que liberal es probablemente su estilo. Aunque trabaja bien con el público, hay una tendencia dentro de la persona a sentir que todos deberían defenderse por sí mismos. No es una persona particularmente caritativa con aquellos menos afortunados que esta persona. No obstante este factor, tiene habilidades sociales innatas que le permiten hacer que cada persona que conozca sienta que son únicamente importantes para esta persona. Tiene un aire noble acerca de sí mismo que es impresionante y parece señalar que tiene una buena cantidad de autoestima. Un cierto respiro de aristocracia se denota con esta posición. Esto impresiona a aquellos con los que tiene contacto y lo respetan por esto. Es rápido para juzgar a la gente y las situaciones ya que toda su vida parece moverse a un paso muy rápido. Es romántico y altamente idealista. Esta es una buena colocación para el éxito y el bienestar material y para algún grado de reconocimiento público.

Sol en Aries con la Luna en Piscis

La combinación del Sol en Aries y la Luna en Piscis produce un investigador del alma, autoanalizador, y de alguna manera introvertida, no es el típico Aries. Aunque puede tener gran potencial en muchas direcciones, parece siempre abrigar dudas y subestimarse a sí mismo. El tomar decisiones puede, en ocasiones, ser una experiencia de intento para esta persona. Sin embargo, extrañamente tiene una línea muy determinada en su naturaleza, una necesidad de ser independiente. Toma las cosas personalmente y las impresiones que le llegan por vía de sus sentidos dejan una marca indeleble en su mente. Es difícil para esta persona evitar los cambios de humor y el preocuparse demasiado. Su conducta natural niega esto, ya que da una fuerte impresión de poder pero internamente es tímido, un poco temeroso del mundo e inclusive un temor e inseguridad de sus opiniones. De nuevo, no deja que el mundo vea la timidez en su persona. No le gusta que se le impongan y no teme dejar que los demás sepan esto. Se expresa rápidamente con una manera fácil de hablar. Parece león en el exterior pero es como un cordero en el interior. Tiene dificultad para concentrarse, simplemente porque es un poco el soñador. No es una persona ejecutiva y no se acopla bien en los negocios; es bastante difícil tomar las decisiones. Puede ser mejor no preocuparse sobre dichos asuntos y en su lugar concentrarse en esfuerzos como el arte, la música o la escritura, cualquiera de las cuales recurre más a su naturaleza creativa.