SOL SAGITARIO ASCENDENTE EN

Sagitario ascendente Aries

¡Fuego por ambos lados! Al regir a sus dos signos, produce en usted una combinación verdaderamente generosa y ardiente. Y a veces, también, demasiado impulsiva, pues la explosiva agresividad de Marte aumenta la vehemencia acostumbrada de su signo solar.
Pero aunque usted se erice innecesariamente ante una crítica bien intencionada, está lleno de amabilidad, energía, optimismo y confianza en sí mismo. A los demás no les molesta que se ponga usted al frente, pues reconocen que es un auténtico pionero y están contentos de seguirle en su camino.
Para conservar la buena salud necesita canalizar su asombrosa energía en trabajos físicos duros y deportes, o se transformará en un gruñón. Recuerde que el sexo y los viajes lo tonifican.
Tendrá más amores de los que su ardiente búsqueda necesita, pero aunque tiende a comprometerse muy joven y carece de la habitual cautela de Sagitario, es igualmente propenso a levantarse e irse, dejando plantados a sus amantes mientras sale a la caza de una nueva aventura. Cariñoso, ingenioso y ambicioso, usted debe aprender a perseverar. Es directo, franco y no conoce el significado del tacto. La verdad puede lastimar, pero usted es incapaz de decir otra cosa.
Usted es un amigo generoso que jamás escatima el dinero, la hospitalidad o la ayuda. Como amante exuda sensualidad y combina un cuerpo atlético con una energía inagotable. Aunque usted es rapidísimo para comenzar algo por iniciativa personal, es muy difícil que lo termine. Pero bien mirado, ¿es esto realmente importante cuando se está viviendo la vida al máximo?

 

Sagitario ascendente Tauro

Usted es un torbellino y su naturaleza andariega lo hará dar la vuelta al mundo. Pero la suya es una combinación afortunada, y por eso el resultado final de la mezcla entre el idealista Sagitario y el decidido Tauro suele ser una vida encantada.
Su capacidad de acción es impresionante: doblemente capaz, usted puede lograr que los planes más ambiciosos parezcan fáciles de llevar a cabo, y también está capacitado para inducir a otros a realizarlos por usted. Siente la necesidad eterna de aprender y lo hace concienzuda y lentamente, gracias a Tauro; pero es Sagitario el que le inspira metas tan elevadas.
Cuando está decidido, tiende a cerrar sus oídos a cualquier observación, y hasta sus amigos más cercanos vacilan ante la posibilidad de discutir con usted ¡Y no sólo por su temperamento explosivo, sino porque la razón no los lleva a ninguna parte! Tiene amigos de toda clase y es un amante sensual y ligeramente egoísta. Y puede ser tan posesivo con su amante como con su automóvil y su pluma, porque su ascendente hace que se enloquezca por tener y coleccionar cosas y gente.
Considera intocable su libertad, pero el mal humor se apodera de usted si sus seres queridos intentan levantar el vuelo; haciendo gala de una actitud que incluso usted acaba por admitir que es injusta. Puede abrirse camino cuando es preciso, y no teme las responsabilidades.
Posee un físico menos adecuado que el de otros tipos de su signo y tiende a comer de más. Pero adora el aire libre y es un jardinero esmerado. Su calidez hace que nunca le falte una mano amiga, y es un tanto soñador, pero siempre práctico. Mientras sus ojos escrutan las estrellas, sus pies se afirman en la tierra firme.

 

Sagitario ascendente Géminis

Sus dos signos se combinan para otorgarle una doble dosis de hormigueo en los pies, de modo que usted es incapaz de tolerar el más leve aburrimiento más de cinco minutos.
Además de complicado, cerebral y curioso, usted también es un charlatán. Anhela compañía y realmente es un amigo maravilloso, especialmente habilidoso para solucionar los problemas de la gente que confía en usted.
Pero puede romper promesas, igual que un verdadero Géminis, a veces sin darse cuenta. Su extravertida boca deja escapar muchos planes que parecen buenos y divertidos, ¡pero a su mente no le da tiempo de atraparlos!
Los amoríos son una diversión para usted. No puede resistirse a una cara nueva y verdaderamente disfruta con los cortejos difíciles y prolongados, pues le permiten ejercitar sus conocimientos geminianos y se adecúan al temor de Sagitario a los compromisos demasiado estrechos. En realidad, usted prefiere una conversación estimulante al sexo corriente.
Su fuerte es el flirteo y hace llamadas telefónicas encantadoramente románticas. Puede mantener varios amores hirviendo a fuego lento al mismo tiempo, que pueden consistir simplemente en juegos verbales y alguna acción traviesa. Usted es excelente en las sociedades de trabajo y un tipo brillante para manejar las carreras de otros.
Su combinación de múltiples talentos, mente ágil y vehemencia absoluta lo convierte en una persona inventiva con el raro toque del genio original. Y aunque se molesta si lo ignoran, no necesita grandes estímulos debido a la suprema confianza en sí mismo de Sagitario. Sus mayores defectos son la irascibilidad y las fluctuaciones de carácter, ¡pero es tan divertido y popular que la mayoría de la gente le perdona cualquier cosa!

 

Sagitario ascendente Cáncer

Es usted una maraña de contradicciones, pues los dos signos que lo rigen estiran de usted en direcciones opuestas: Cáncer lo hace parecer sensible cuando se trata de sentimientos -especialmente de los suyos- y Sagitario lo transforma -por lo general- en alguien sin tacto, capaz de aplastar brutalmente la confianza ajena.
También es un rompecabezas amoroso: un Sagitario libre y expeditivo que sin embargo parece necesitar el lindo nidito de amor de Cáncer. Así que mientras una parte de usted se relame de placer ante un cuarto recién decorado, la otra hojea guías de viaje y contrata un safari de seis meses.
Incluso cuando su ascendente lo ayuda a encontrar un amor profundo y verdadero, su signo solar está ocupado intentando deslizarse de esos cálidos abrazos, listo para comprar un pasaje de ida sin retorno. El problema es que usted quiere compromiso y libertad a la vez, vacila entre el sí y el no, y se vuelve taciturno y autocompasivo cuando su pareja no lo interpreta bien. Su signo solar teme ser atrapado y su ascendente siente terror el rechazo. Ninguno de los dos triunfará a menos que usted se dé más oportunidades.
Afortunadamente, los demás perseveran, en parte porque usted es muy bien parecido. El toque de Cáncer lo hace parecer más tímido de lo que es en realidad, pero también le proporciona una dosis extra de perseverancia.
Sin embargo, usted ambiciona llegar más alto que un verdadero Cáncer, y es lo suficientemente expansivo para obtener lo que desea por cualquier medio. También posee una gran intuición para las predicciones. Siempre dispuesto a probar muchas cosas a la vez, usted iría a cualquier lugar de la tierra para ampliar sus horizontes.

 

Sagitario ascendente Leo

¡Fuego! ¡Fuego! Este dúo hiperactivo resplandece para dar a luz un tipo Sagitario deportivo y sociable, con cualidades naturales de líder, estilo regio y orgullo tan sensible como una piel abrasada por el sol. En lo positivo, su sentido del humor está tan desarrollado que bien podría ganarse la vida como humorista profesional.
Está usted graduado en «Asistencia a Fiestas» y su personalidad cálida y divertida atrae a todo tipo de gente. Sin embargo, ese toque de orgullo leonino puede echar a perder muchas amistades ¡Y sus amantes necesitarán aprender una buena cantidad de adulaciones suavizantes si quieren tenerlo contento!
Su afable encanto convence a los demás de hacer la vista gorda ante sus defectos, que los hay, por ejemplo, la alergia a la crítica, o la escasa afición al trabajo: usted no es un fanático del yunque y el martillo, aunque puede destacarse sin esfuerzo en muchos empleos, especialmente en los vinculados al mundo del espectáculo, el deporte, los animales o los jóvenes.
No es un meloso sentimental con los niños, pero ellos simpatizan instintivamente con alguien como usted, para quien la vida es una gran broma ¡Así no sorprende que lo aprecien tanto! Puede llevar color a sus vidas sin necesidad de tener niños propios.
Superada la indolente pereza de Leo, usted será extremadamente eficaz; no obstante, irritará a los jefes envarados y a los compañeros de trabajo demasiado serios.
Y huelga decir que lo mejor es que sea usted su propio jefe. Su buen aspecto unido a modales amables puede proporcionarle ganancias, pero usted es capaz de apostar y perderlo todo. Rebosante de efervescencia, diversión y originalidad ¡Usted nació para ser estrella!

 

Sagitario ascendente Virgo

¡Ay! Espinoso como un cactus, así puede ser usted; como un cactus escapado de la maceta para atacar a los viandantes. La falta de tacto del arquero sumada al exceso de crítica de Virgo pueden herir en lo más vivo. Y lo cierto es que usted se preocupa por los sentimientos ajenos; simplemente prefiere las opiniones sinceras a las amables mentiras piadosas.
Puede ser igualmente duro consigo mismo. Sagitario lo impulsa a querer ser el mejor, naturalmente, y una mitad de usted está convencida de serlo, al menos hasta que Virgo arroja un poco de luz sobre cada unas de las grietas y defectos ocultos. Entonces el diagnóstico es otro: un complejo de inferioridad sagitariano único.
Virgo hace que usted sea más reflexivo que otros de su signo, aunque muchas veces suele afligirse hondamente por su inseguridad oculta. La suerte le envía una buena selección de posibles parejas, pero el temor a meter la pata lo hace perder algunas oportunidades excepcionales.
Otro peligro es que se detenga en detalles tontos y se dedique a censurar las ideas de sus amigos. Cuando le va mal en el amor, tiende a plegar velas y a quejarse a su familia, lo que es mucho mejor que reprimirse y padecer problemas estomacales y ataques de estrés.
Usted se toma la vida un poco demasiado seriamente, pero es inventivo y tiene talento para la escritura. Aunque su combinación de signos resulte incómoda a veces, conseguirá más si se acepta a sí mismo. ¡Falsifique o imite esa autoestima si es necesario! A diferencia de un auténtico Virgo, usted suele estar rodeado de gente. Leal y dueño de un corazón dulce y amable, jamás olvida el deber o los amigos.

 

Sagitario ascendente Libra

Sus dos signos están vinculados a la gente, así que usted brilla al máximo dondequiera que haya una reunión y música sonando. Su agenda está atestada de nombres y usted posee un vasto círculo de relaciones.
Amable, amistoso hasta la médula, adaptable y encantador, Libra hace que el entorno influya sobre usted con facilidad. También afecta su equilibrio emocional, de modo que su corazón siempre está más próximo al desmayo amoroso que el de un Sagitario típico y alegre.
Le gusta más ser espectador que practicar deportes y puede ser especialmente perezoso cuando se trata de disponerse a trabajar. El amor rige sus pensamientos, ¡y su imaginación! Puede inflar la más mínima demostración de cortesía de alguien que le gusta para probarse a sí mismo -siquiera en sueños- que está interesadísimo por usted.
Su impulso sexual es muy poderoso y pronto dirige el brillo de sus ojos a un nuevo blanco si el anterior le ha dado un chasco.
Pero busca seguridad emocional y práctica, y puede unirse a la pareja más inadecuada sólo porque le ofrece comodidades seguras. Con frecuencia enamorado del amor, derriba obstáculos y trata de alcanzar el fruto de la felicidad antes de que esté maduro.
Sus talentos creativos incluyen las habilidades de Libra para la confección y la decoración, pero aunque usted trabaja duro y es capaz de hacer buen uso de su capacidad comunicativa, nunca dispondrá de ingresos seguros: su economía oscila entre los banquetes y el pasar hambre. Versátil y considerado, usted posee una feliz combinación de juicio y sentimiento. Es el Sagitario que gana amigos con más facilidad y el que influye sobre la gente de la manera más suave y secreta.

 

Sagitario ascendente Escorpio

Cuidado, terreno resbaladizo. Ése podría ser el cartel clavado en su puerta, especialmente en lo que concierne a su trabajo: su ascendente le hace ser mucho más equívoco e indirecto de lo normal en un Sagitario.
Y también más apasionado y muchísimo más intenso. Usted sabe exactamente lo que quiere y Escorpio lo hace extensivo a las posesiones materiales ¡Y a la ambición absoluta de tener dinero! Usted también conoce cuáles son sus habilidades, y con el poderoso motor de la confianza del arquero a sus espaldas, una vez se ha arremangado y puesto manos a la obra, en muy poco tiempo alcanza su objetivo.
Extremadamente voluntarioso y decidido, malhumorado e iracundo cuando se enoja, puede ser asimismo excesivamente criticón. Escorpio le proporciona una lengua afilada, reservada para sus peores enemigos, y una visión del mundo más contrastada que la de otros signos de fuego. Y la tolerancia sagitariana está bien oculta.
También nació con un arma secreta. Es muy duro para leerse a sí mismo pero posee el don de conocer los pensamientos ajenos. Busca el poder, y lo valora especialmente en el amor. Nunca rechazará un desafío, pero en su caso es ganar o reventar. Con justa razón, tiene miedo de liberar sus sentimientos, los celos pueden hacer que su mundo se derrumbe.
El sexo lo ayuda a relajarse pero también es la fuente de sus mayores preocupaciones. ¡Pero el expansivo Sagitario se une a la intensidad de Escorpio para brindarle una energía inagotable!

 

Sagitario ascendente Sagitario

Tiene talento para llevar a buen puerto las cosas y le mueve un impulso para la aventura. En gran medida usted es como un libro abierto; es independiente, amnte de la libertad y generoso. Le gustan las fiestas, adora las actividades al aire libre y tiene cantidad de amigos que aprecian su predisposición humorística, su sentido de la justicia y su anergía inagotable. Puede perder la calma pero normalmente guarda su agresividad para ocasiones en que piensa que alguien ha sido maltratado o cuando se siente atrapado.
En muchos aspectos es usted mejor amigo que amante. Como prefiere relaciones cuyas exigencias amorosas sean más bien limitadas pueden buscar estas relaciones entre personas que ya mantienen una relación. El sexo es muy importante también.
Ambos deben comunicarse con el mismo lenguaje corporal y compartir la misma longitud de ondas cerebrales, pero usted siempre buscará la libertad cuando sienta que las puertas están a punto de cerrarse. Ya que usted no es nada posesivo le es casi imposible aceptar la posesividad en los demás. Usted participa de muchas relaciones apasionadas, a menudo duraderas, pero casi nunca pierde el control.
El trabajo y la actividad son su manera natural de dominar la presión. Usted es versátil en su trabajo pero tiene que desempeñarlo a su manera. Es una persona que empieza todo por iniciativa propia pero a quien le vale más ser su propio patrón.
Derrocha grandes esfuerzos mentales y energía y la búsqueda constante de nuevos horizontes le lleva muy lejos si escoge un trabajo activo. Hiperoptimista, sólo da traspiés cuando las cosas van mal. Usted nació para organizar y ser fuente de inspiración.

 

Sagitario ascendente Capricornio

No, ciertamente usted no se ríe con tanta facilidad como otros nativos de Sagitario, porque su estricto ascendente le da un estilo digno y un poco almidonado; pero gana como contrapartida una personalidad muy equilibrada. Capricornio profundiza su aspecto básicamente humorístico y humano ¡Y consigue que su entusiasmo incansable adquiera un poco de prudente sensatez!
Esta combinación astrológica es típica de alguien capaz de forjarse un porvenir y llegar a posiciones encumbradas desde la nada. Independiente, con talento y -gracias a Capricornio- práctico en asuntos cotidianos y de negocios, usted puede trabajar duro entre bambalinas para obtener una generosa montaña de dinero, aunque es improbable que llegue a rico en su juventud.
Y a menos que vaya con tiento, el trabajo puede hacer a un lado las relaciones personales. Usted será un compañero fiel -y más responsable que otros de su signo- siempre que consiga una pareja tolerante y no posesiva, porque necesita infinitos espacios de libertad y, debido a ese toque de Capricornio, todavía más libertad de acción. Un buen compañero que también sea afín en lo mental es doblemente vital para usted.
No hacer nada sin un propósito definido, ése es uno de sus principios, y su ascendente refuerza su capacidad de penetración y su curiosidad. Afortunadamente, su lado cariñoso y alocado nunca es sofocado por la frialdad capricorniana, pero usted puede volverse muy reservado, ciclotímico y propenso a obsesionarse con la salud. La timidez puede perjudicar su vida amorosa pero, como en todo lo demás, una vez que tenga claro su objetivo, su sistema será avanzar, avanzar y avanzar.

 

Sagitario ascendente Acuario

Amante de las diversiones y divertido como amante, así es usted. Su ascendente, Acuario, hace que ponga todo su ser en cualquier cosa que realice. Y al unirse con el juvenil espíritu de Sagitario lo transforma en un arquero que acierta en el blanco anhelado.
Amistoso y abierto, cuenta con amigos de toda clase, y es maravilloso para arrimar el hombro en las causas que intentan mejorar el mundo. Pero a pesar de su naturaleza generosa, impulsiva y poderosamente franca, usted suele retener parte de sus sentimientos hasta estar absolutamente seguro de haber encontrado a alguien especial. Muchos otros disfrutan ratos amables en su compañía, pero no alcanzan a comprender que jamás han tocado ni conocido su verdadero yo.
Las numerosas aventuras amorosas de corta duración, mezcladas con largos períodos de vivir solo, parecen constituir su modo de vida; aunque cuando se decide a comprometerse, usted es fiel y nunca juega sucio. Pero necesita tener espacio propio y huir de los intervalos regulares, en especial para dedicarse a una afición deportiva o relacionada con la naturaleza, que vincule estrechamente la mente y el cuerpo.
Sus intenciones son buenas pero puede resultar un poco frío y ¡ay, tan sumamente falto de tacto! Sus ásperas palabras hacen que infinidad de personas deban recurrir a los pañuelos de papel. Y jamás abandonará la causa elegida, aunque los únicos miembros del comité sean usted y su perro. De vez en cuando, su confiado signo solar y el soñador Acuario se combinan para impulsarlo a hacer más de lo que puede pero los demás harán lo imposible para ayudarlo a triunfar.

 

Sagitario ascendente Piscis

Su supersensible signo de agua lo hace parecer inocente, poco práctico y proclive a soñar despierto; pone además freno a su carácter osado y decidido y hace que usted prefiera nadar a favor de la corriente en vez de enfrentarse a sus propias aventuras.
Al combinarse con Sagitario, el signo de Piscis duplica su rechazo a las responsabilidades y restricciones ¡Aunque un romance es una tentación muy poderosa!
Usted es más ciclotímico y reservado que las mayoría de los Sagitario, y también muy difícil de conocer. Pero es tan activo, inquieto y ambicioso como todos los de su signo, aunque la mayor diferencia radica en que usted vacila, gracias a Piscis, y le resulta difícil aceptar que su intensa necesidad de éxito también conlleva responsabilidades.
Esta combinación también aumenta la tendencia a exagerar y el sensacionalismo. Pero está equilibrada por dosis de cortesía y preocupación por los demás. Su mente creativa e inquieta lo llevará a la cumbre en cualquier trabajo, pero usted se sentirá a sus anchas, sobre todo, dirigiendo una gran empresa destinada a servir a la gente.
Extravagante y con frecuencia descarriado con el dinero y el amor, necesitará una renta estable y una pareja sensata y amorosa para controlar su tensión nerviosa: su corazón tiende a arramblar con todo, y usted proyecta una personalidad mágica para asombrar a sus amantes y luego se pregunta por qué no se adaptan a ella. Pula su sentido común, y ese empuje por lograr que suceda lo que desea moverá montañas.