SOL GÉMINIS ASCENDENTE EN

Géminis ascendente Aries

¡Prepárense que allá voy! Con voz fuerte y extraordinaria usted anuncia a todo el mundo que va a unirse a la fiesta… La suya es una energía nerviosa: las llamas de Aries aventadas por el hiperactivo aire geminiano hasta lanzar chispas de largo alcance.
El resultado es un extremo desasosiego, y una inquietud tal que usted se ha ido antes de que algunas personas se dieran cuenta de que había llegado. Pero su disposición para lanzarse a lo desconocido, su impulso por reseguir todas las aristas de un asunto determinado, y de hacerlo de ayer para hoy, hacen de usted una compañía en extremo excitante.
La aventura es para usted como comer y dormir, pero algunas veces se apresura demasiado para alcanzar la meta y echa a perder más de un prometedor encuentro cercano. Se aburre con demasiada facilidad y algunas veces su nivel de concentración está bajo cero.
Con lo dicho, ¡parece todo un milagro que un amante se las arregle para permanecer a su lado! Pero usted necesita toneladas de amor, que se manifestarán idealmente a través de algo súper romántico como un candoroso cortejo o una aventura exótica.
Posee un poder invencible para derrotar a todos los otros signos, cualquiera que sea su trabajo -nunca debe ser rutinario-, y usted siente que debe estar en primera línea.
Su veta testaruda y su tendencia a desanimarse fácilmente ante el más ligero revés pueden ensombrecer ligeramente la ambición y el talante emprendedor. Por fortuna, sus fogosos ataques de ira son breves, y sus amigos sabios jamás discuten sus intensas opiniones… ¡Sólo tienen que esperar a que cambien! Trabaje para lograr concentración y autodisciplina y sus amigos apreciarán todavía más sus incontables cualidades.

 

Géminis ascendente Tauro

Usted vive para hablar -¡y a menudo le cuesta esperar su turno!- y es un bromista nato. Además de gracioso, también es usted capaz de destruir a otros con sus agudos sarcasmos…
¡Sólo si lo merecen, por supuesto! No tiene muchos enemigos, pero si alguien lo ofende no descansará hasta verlo caer de espaldas al suelo para luego limpiarse los zapatos en su ropa: una táctica algo fuera de lugar cuando sólo se trata de una riña al estacionar el automóvil o de una discusión con el revisor del tren.
Si bien no es usted conocido por su ambición, puede obtener lo que desea a pesar de sí mismo. Pero cuando se interesa en un trabajo o un tema, no se detendrá hasta haber absorbido la última gota de conocimiento.
Usted también es muy bueno para expresar lo que sabe, y los jefes lo reconocen antes que nada por su lengua desbocada. Pero afortunadamente, su ascendente de tierra ancla sus errabundas raíces geminianas y logra que su mente se concentre en el trabajo hasta finalizarlo.
El toque taurino lo convierte en un amante del hogar, y de los placeres del estómago. Pero Géminis puede echar a perder toda su perseverancia: ¡usted pasa años concentrado sólo para largarse corriendo al otro extremo del país tras ver un programa tentador acerca del lugar en la televisión! Sabio en el amor, a usted le gustaría comprometerse, de veras, pero todavía no.
Lo mejor para usted es un amante domesticado, maduro y comprensivo, probablemente un poco mayor que usted. Como el sexo es esencial para usted, si eso fracasa también fracasará el amor. Su obstinación puede frustrar a sus amigos y a su familia, pero usted también saca provecho de esa paciencia, cualidad de la que Géminis normalmente carece.

 

Géminis ascendente Géminis

¡Felicidades, son cuatrillizos! Lo cual quiere decir cuatro direcciones diferentes a las que su mente de alto poder y finamente sintonizada podrá lanzarse de inmediato. Usted, por supuesto, puede hacerlo, gracias a la invencible energía de su personalidad imaginativa y aérea.
Para los extraños, el nativo de esta combinación puede parecer tan abrumado y descolocado como un brillante genio despistado. Probablemente habla más de la cuenta y con tanta rapidez que necesitaría un intérprete, y expele por la boca incontables ideas extravagantes nacidas de un cerebro siempre inquieto. Pero cuando le toca trabajar, usted en efecto está tan bien informado como parece, siempre que resista sus impulsos de trabajar a destajo y escatimar tiempo.
Si logra calmar su naturaleza tormentosa y voluble, y no deja que mande en usted el inteligente copiloto que lleva dentro, podrá escalar las más altas cimas. En cualquier trabajo, una doble dosis de la buena suerte de los gemelos y su habilidad para encontrar fríamente una solución, incluso en situaciones de crisis, lo colocan siempre en buena posición.
¡Pero cuidado! Ese encanto suyo -¡cuadruplicado!-, su oído compasivo y su habilidad para salirse de cualquier situación con una conversación amable, pueden hacerlo caer en terribles enredos amorosos, triángulos eróticos incluidos. Usted no es capaz de recordar lo que dijo, ni a quién se lo dijo, y sus aventuras amorosas están sembradas de promesas rotas, citas incumplidas y amantes alternativas…
Pero si esboza una de esas deslumbrantes sonrisas que distinguen a los de su signo, y reconoce con toda sinceridad que lo lamenta…, sus amantes le perdonarán cualquier cosa. ¡Podría usted ganarse la vida como cuentista profesional, pero incluso fuera del escenario, resulta un entretenimiento digno de aplauso!

 

Géminis ascendente Cáncer

Sus pies hormigueantes lo llevan a abandonar pronto el nido; pero usted puede pasarse años tratando de restablecer un hogar seguro y estable.
A diferencia de otros Géminis, usted con frecuencia busca responsabilidades y es fenomenal para mantenerse en contacto con los que ama, no importa cuán lejos esté.
Su ascendente Cáncer le otorga un anhelo secreto de seguridad capaz de mitigar su naturaleza despreocupada, sin acabar con ella.
Usted podría resolver fácilmente ese conflicto interior mudándose asiduamente durante toda su vida o echando raíces en varios lugares a la vez. Esta combinación astrológica también pone las emociones en el filo de la navaja y hace de usted una presa fácil de los intensos y súbitos cambios de humor.
Avaro con usted mismo, generalmente, puede ser no obstante víctima de la historia de mala suerte de un amigo, y más de una vez abusarán de usted.
Posee un corazón dulce, pero cuando las relaciones se tornan amargas -tal vez porque los amantes reales nunca pueden alcanzar su fantástico ideal- se vuelve implacable y se oculta durante un largo período.
Puede caer en la autocompasión y en un áspero disgusto, pero también tiene un deseo oculto de sufrir por amor, incluso hasta la autodestrucción.
La fruta prohibida y lo imposible de obtener alimentan su apetito de intrigas, y sólo al final de su vida aprenderá a dejar de perseguir parejas inalcanzables y ya no sufrirá esos trastornos nerviosos en la piel y el estómago.
Sin embargo, en una pareja feliz usted es flexible, trabajador y compasivo: el compañero más solidario que se podría desear.

 

Géminis ascendente Leo

Amigable, divertido y sagaz, usted es el invitado más popular en las fiestas porque siempre se las ingenia para romper el hielo. Incluso podría sacar provecho de su naturaleza sociable vendiendo, enseñando, conduciendo un programa de entrevistas o hasta contando chistes para ganarse la vida.
Tiene la oportunidad de divertirse desplegando su facilidad de palabra y su personalidad maravillosa en actividades incidentales, especialmente entre las sábanas…
El encanto y la versatilidad en la conversación, típicos de Géminis, reciben un certero impulso de calidez y liderazgo con el ascendente del león, convirtiéndolo en el anfitrión o la anfitriona ideal. ¡Pero no permita que su deseo de entretener a toda costa lo lleve al engreimiento desmesurado, o incluso a la mentira!
Baje el brillo de su imagen pública si no desea correr el riesgo de transformarse en una superficial y mandona vedette amante de mariposear por la sociedad.
Es normal que usted posea un maravilloso don para expresar sus ideas de manera agradable, y los otros adoran escucharlo hablar. También puede ser muy irritable, pero aunque pierde los estribos con rapidez, perdona a la misma velocidad. Y la palabra «envidia» no forma parte de su vocabulario. Pero ojo con dejar a un lado a sus amigos…: luego se preguntará por qué lo rechazan cuando esté dispuesto a hacer las paces.
Siendo usted mismo un tipo físicamente arrebatador, también buscará la fuerza y la belleza en los demás, y puede perder al amante ideal por irse de cabeza tras un cuerpo imponente. A usted le gusta apostar en el amor, pero por favor no se arriesgue con el sexo si desea conservar la salud. Cuando se enamora, es sincero y apasionado.

 

Géminis ascendente Virgo

Una doble dosis del gran pensador Mercurio lo convierte en un observador incansable, ágil, muy inteligente y profundo. Usted ve la vida en brillantes ráfagas de luz pero, aunque es capaz de controlar su impredecible energía tempranamente, también suele malgastarla en conversaciones vacías y planes imposibles.
Usted podría triunfar trabajando, y rápido, con las palabras, y a pesar de que lidia con muchas cosas en un solo día, es uno de los pocos Géminis que nunca llega tarde. Tiene muchos amigos, pero en realidad se siente próximo a muy pocos de ellos, tal vez porque tiende a servirse de la gente… ¡Aunque nunca a propósito, por supuesto!
La combinación Géminis-Virgo da una personalidad demasiado exigente para encontrar amantes sin esfuerzo. Incluso cuando usted los encuentra, sus ataques de crítica afilada pueden hacer que los pierda de vista otra vez.
Pero su ojo frío para el detalle, sumado a su meticulosidad y su sentido común, pueden lograr que emerja el orden de cualquier cantidad de caos. ¡Ojalá su autoestima estuviera tan bien controlada!
Cuando está enamorado le preocupa saber a dónde podría llevar su corazón a esa cabeza habitualmente tan sensata, así que usted termina haciendo observaciones sarcásticas y desalentadoras, y sólo logrará comprometer ese corazón romántico y soñador cuando deje de burlarse de sus parejas fuertes y exitosas.
Dotado de una mente penetrante para los negocios, es usted ideal para llevar la contabilidad de una empresa. Y aunque trabaja metódicamente, sus tareas nunca son aburridas debido a los sorprendentes relámpagos de inspiración. Utilícelos sabiamente.

 

Géminis ascendente Libra

Un gran compañero y amigo, eso es usted: de corazón ligero, sociable y nacido para persuadir, puede hablar con cualquiera de cualquier cosa y se siente cómodo en todo tipo de evento social, desde el mercadeo de libros en los encantes hasta las charlas en el vestíbulo del teatro de la Ópera.
Usted es extremadamente variable, pues sobre su inquieto ánimo de Géminis sopla el viento del aéreo signo de la balanza, por lo que puede verse tentado a marchar en varias direcciones a la vez.
¡Siempre logrará que las piernas estén alerta, preguntándose hacia dónde saltará esta vez! Dotado de una excelente intuición, usted es un consejero maravilloso: Libra lo ayuda a escuchar y a brindar consejos compasivos y justos.
Está usted capacitado para pensar velozmente y con los pies sobre la tierra, y podría desarrollar una carrera política, precisamente por su habilidad para apartarse sensiblemente de los temas controvertidos.
Para ser alguien que ama la vida tranquila y no goza con los enojos, usted posee un temperamento sorprendentemente vivaz…, probablemente porque se esfuerza demasiado por mantener el equilibrio. El deseo de equilibrio innato de Libra lo empuja a complacer a todos a la vez.
El movimiento y el estímulo mental son imprescindibles en su vida pero también pueden hacer que usted se aburra fácilmente en el amor.
Acaso sea también un crédulo soñador de los que ponen más energía en aventuras imaginarias con estrellas de la canción o con rompecorazones de Hollywood que en las responsabilidades de la vida real. Generalmente usted puede hacer de celestina y conducir las vidas amorosas de los demás mejor que la suya propia, pero con una pareja adecuada y tolerante, usted es un amante mimoso, comunicativo y abierto a los desafíos.

 

Géminis ascendente Escorpio

Mientras otras vacilan y se aterran ante una contrariedad, la suya es la única cabeza que se mantiene fría. Usted está acostumbrado a luchar contra sus instintos básicos, y eso lo hace parecer extremadamente orgulloso, reservado, rudo y dueño de una fuerte voluntad.
Pero estas características, tan importantes en las crisis, pueden hacer que sea difícil acercarse a usted en la vida cotidiana. Y si encierra esos poderosos sentimientos tal vez sufras impresionantes y periódicas explosiones, incluso enfermedades producidas por el estrés.
Con la oscuridad de Escorpión su lengua geminiana adquiere púas venenosas, por lo que sus palabras pueden a veces lastimar más de lo que usted cree. Pero posee un extraño magnetismo que atrae a muchos admiradores, aunque sólo unos pocos lograrán aprobar sus requisitos.
Su adoración por los secretos puede convertirlo en un amante frío y calculador. Usted pretende que su amante exponga un corazón vulnerable mientras aferra sus propias cartas amorosas cada vez más cerca de su pecho.
Su reputación sexual alcanza los niveles más altos -así como casi todas las posturas-, pero si existe un signo proclive a perseverar en una relación desesperadamente infeliz, ése es el suyo. El orgullo y la firme lealtad de Escorpión le hacen creer que admitir la pérdida de un amor es como resignarse a una derrota.
Usted posee enormes reservas de fuerza física y mental, y la combinación de la curiosidad geminiana con la dedicación de Escorpión produce una mente afiladamente aguda, nacida para la percepción y el análisis en profundidad. Interesado por todo, y siempre interesante, usted convierte el mundo en un lugar más luminoso.

 

Géminis ascendente Sagitario

La actividad constante del cerebro y el cuerpo es en usted marca de la casa: siempre está aprendiendo cosas nuevas. Con todo, aunque trabaja duro y posee un estilo ganador y amistoso, no puede soportar sentirse atado. Así, usted sólo podrá triunfar en el trabajo lejos de las mesas de despacho.
Y como usted tiende a reducir los esfuerzos personales permitiéndose delegar el trabajo sucio, necesita aprender a disciplinarse para alcanzar la mayoría de sus metas vitales. Usted es un estudiante perpetuo, pero también un maestro natural.
Piensa a lo grande, adora viajar y constantemente busca nuevos horizontes. En cierto sentido es usted compinche de todo el mundo, aunque se reserva el derecho de levantarse e irse cuando le apetece, aun cuando parezca que está abandonando a sus viejos amigos sólo por capricho. Recuerde que a la mayoría de las personas no le resulta tan fácil conectar y desconectar sus relaciones como a usted.
Su modo de ser brusco y amistoso, combinado con observaciones mordaces, lo hace parecer abrupto y algunas veces decididamente falto de tacto. ¡Pero cuando usted señala las debilidades o los errores de alguien lo hace con la mejor de las intenciones!
El entusiasmo interior puede llevarlo tan lejos que tal vez le impide ver que muchos de sus planes no tienen ninguna posibilidad de éxito.
Y como su corazón vive en el presente, usted puede ser un amante egoísta y puramente físico. Aunque con su cuerpo preparado y atlético pocos serán los que se quejen. Sin embargo, debe aprender a escuchar si desea un amor más amable y solícito.

 

Géminis ascendente Capricornio

Usted trabaja tenazmente, nunca pide favores y puede enfrentarse con facilidad a problemas que derrumbarían a otros. Capricornio presta habilidad organizativa a su brillante mente y un toque de razón a su ágil intuición.
Así que sus decisiones son muy justas. Usted posee un ojo de lince para los detalles importantes y es tan persistente y ambicioso que, si no llega a la cima de la montaña que ha elegido, será solamente porque ha elegido dejar de escalar.
El carácter siempre al pie del cañón típico de Capricornio contrarresta su necesidad de dispersarse, con lo cual se logra una fusión extraordinaria.
Usted está especialmente dotado para el sonido, tanto de las notas musicales como del dinero, y aunque anhela reconocimiento, es igual de feliz entre bastidores que sobre el escenario.
Pero absténgase de dictar las leyes en su hogar y en el trabajo, pues las personas menos organizadas se resentirán con sus reglas domésticas y su obsesión por investigar cada hecho y cada cifra por pequeños que sean.
Y aunque usted puede hacer sacrificios en el presente por una meta futura, no obligue a otros a seguirlo contra su voluntad.
Su caparazón frío, casi calculador, encubre un yo interior sensual, pero podrían estropearse sus relaciones amorosas con sus ataques de melancolía y con su temperamento suspicaz y enérgico.
Trate de olvidar y perdonar las faltas menores para que su vida amorosa sufra la deseada metamorfosis: de oruga a mariposa. Y permita que su bien oculta calidez física lleve la delantera.

 

Géminis ascendente Acuario

Las telarañas de la tradición no pueden nada contra su incomparable estilo entusiasta. Es usted incansable e impaciente por el cambio, y un verdadero pensador: de mente abierta, siempre dispuesto a escuchar cada versión de una historia, y libre de las cadenas del orgullo y el prejuicio.
¡Tiene usted madera de buen juez! Si la carrera no fuera tan larga…, porque el principal obstáculo de su mente danzante es que le resulta difícil comprometerse con algo, y prefiere ir detrás del último desafío antes que completar un curso.
Le seduce todo lo que sea movimiento rápido, desde una carrera de caballos hasta un viaje en avión. Usted siempre está tras la pista de aventuras y fiestas, y su actitud de vivir cada instante afecta a casi toda su vida privada. Puede perder el interés en un amante en tiempo récord y se relaciona mejor en los grupos grandes que con amigos individuales.
Los más cercanos a usted pueden sentir que se llevan la peor parte porque, por más descuidado que parezca, usted experimenta fuertes gustos y disgustos, y muestra el aspecto de acero de la autosuficiencia.
Lo más probable es que haya tenido muchas aventuras amorosas -incluso más de la cuenta- que llegaron a conmover su cuerpo pero no su corazón.
Su temperamento fuerte y sus ideas transgresoras tampoco son una garantía para el amor. Pero cuando usted se enamora mantiene la cabeza en su sitio y sus vínculos amorosos duraderos están guiados por el cerebro, y no por la cama.
Usted es siempre original, tanto fuera como dentro del hogar, con hechos y con palabras, y se siente más feliz cuando realiza un trabajo que beneficia a otras personas. Domestique esa mente salvaje y errante, evite ser siempre inusual por sistema y no permita que una sobredosis de trabajo destruya su vida cotidiana.

 

Géminis ascendente Piscis

Esta combinación compasiva, amable y afectuosa podría convertirlo en una sensible tía ideal o en el tío más bonachón.
Piscis le otorga una percepción casi psíquica de los sentimientos ajenos, mientras Géminis le permite apartar su mente lo suficiente para dar consejos sensatos, sin comprometer demasiado su corazón.
A usted le gusta la gente, y la comprende, y por eso puede defender los derechos de todos…, excepto los suyos. Pero su imaginación fértil y su comprensión de los móviles de las otras personas lo colocan siempre en la esencia de la vida.
Su ascendente de agua hace que sus emociones lo conmuevan profundamente, así que cuando se trata de su propio corazón, a usted le resulta muy difícil ser objetivo. Vacilante en el amor y en la amistad, usted necesita una fuerte base hogareña para mantenerse en la senda recta. Su problema principal será siempre separar la fantasía de la realidad.
Las dudas profundamente arraigadas acerca de su propio talento impiden que usted siga adelante, lo que podría poner freno a su progreso profesional: una gran pérdida para la humanidad.
Y en lo sexual usted puede ser su peor enemigo, pues tiene una propensión enfermiza a ser dominado por amantes que lo humillan en público.
También anhela usted lo imposible, y luego aterriza violentamentei_enL unAcomodo capullo de bebidas o comidas. Ese toque de Piscis puede hacer que compartir la vida con usted sea una desdicha, y necesita una pareja con la fortaleza emocional de una piedra. Pero, a diferencia de otros Géminis, usted siempre termina lo que ha comenzado.