SOL ARIES ASCENDENTE EN

Aries ascendente Aries

¿Doble ventaja o problema doble? ¿Es usted el signo más valeroso, alegre y fuerte de todos, o es, simplemente, un exagerado?
Cuando el fuego de su signo solar y de su ascendente se suma, usted debe cuidar de no incendiarse en un estallido maravilloso y espléndido, sino mejor, extinguirse una vez que se haya consumido todo el oxígeno, como si fuera un fuego de artificio espectacular pero de corta vida.
En usted todo es grandioso, y demasiado audible. Su temperamento es la versión explosiva de la cólera de Marte. Y hay quien encuentra tan divertida esta característica suya que es capaz de prender un fósforo y sentarse entretenido a disfrutar del espectáculo.
Impulsivo y competitivo, cualquier reto es para usted como el capote rojo para un toro. ¡Es posible que compita con usted mismo si no encuentra a ninguna otra persona a mano! Pero eso no significa, de ninguna manera, que usted sea un mal perdedor. Su generosidad innata le hace sentirse igualmente complacido por el éxito de los demás.
Usted empieza con intensidad y de manera brillante, pero termina desesperanzado, como la agilísima liebre vencida finalmente por la lenta y constante tortuga. Quien no está con usted, está en su contra: en su modo de ver las cosas no hay términos medios. Es necesario que libere toda su energía para no permanecer girando en círculos durante toda su vida.
Su vigor es inagotable, pero puede ser muy egoísta sin darse cuenta. Trate de compartir su corazón, sus sentimientos e incluso sus miedos, con las personas amadas. Si así lo hace, descubrirá que su fuego eterno arde con mayor fuerza.

 

Aries ascendente Tauro

Dos impulsos lo desgarran: las florecientes llamas de Aries pueden ser extinguidas por el aspecto terreno de Tauro.
Una mitad de usted desea lanzarse a la vida sin mirar atrás; la otra exige tiempo para la reflexión cautelosa. ¡Pero esta mezcla de ideas brillantes y resolución hace que usted termine todo aquello que inicia!
La suya es una combinación muy poderosa. Le proporciona un poder más permanente que al Aries promedio, y mayor fuerza interior para abrirse camino directamente hasta la cima. Y en la cama, su faceta taurina, supersensual y distendida, agrega un elemento de excitación extra al entusiasmo de Aries, dejando a sus amantes sin aliento y rogándole más.
Con una cuidadosa aplicación del autocontrol, la furia de Aries se manifiesta más lentamente. Pero cuando usted explota, es mejor que todo el mundo salga corriendo a buscar refugio.
Puede llevar una eternidad calmar esa furia terrible. Usted adora la comida, pero en tanto preste más atención al deportivo Aries que al sedentario Tauro, la conservación de un buen estado físico no le resultará un problema.
Aunque usted es extremadamente ambicioso y con frecuencia obstinado, algunas cualidades infantiles como el entusiasmo y la inocencia lo mantienen eternamente joven. Sólo debe cuidarse de que la comodidad de su hogar, el dinero en el banco y los empleos tranquilos no lo lleven a jugar sobre seguro en vez de volcarse en los grandes desafíos de su vida.

 

Aries ascendente Géminis

Desborda usted energía suficiente como para iluminar incontables vidas, y tiene asimismo la capacidad de arreglárselas con varios empleos a la vez. Si alguien puede escribir un best seller mientras cría una familia y cumple con un empleo a tiempo completo… ¡Ése es usted!
De gran inteligencia, brillante para contar cuentos y de una capacidad manual poco común, usted debe cuidarse de utilizar sus enormes talentos solamente con buenos propósitos. Gracias a su conversación convincente usted podría venderle neveras a los esquimales, pero su conciencia ariana siempre lo tendrá a raya, si su despreocupación no lo hace desprenderse antes del empleo.
Las ideas vuelan en su mente siempre activa, pero le conviene ponerlas por escrito antes de que se le ocurra la siguiente. De otro modo, usted puede desperdiciar todo su tiempo soñando, sin concretar nada. La rutina y las oficinas hacen de usted una bestia enjaulada, pero recuerde que siempre puede inspirar a otros para que hagan el trabajo que a usted le aburre… ¡Y con tanta habilidad que ni se darán cuenta!
Las comidas rápidas se inventaron para usted. Probablemente siempre quemará las calorías demasiado rápido, sin peligro de engordar. Pero a veces debe darse tiempo para sentarse a comer, ya que tal vez ésa sea su única oportunidad para concentrarse en su familia y sus amigos.
El amor, que le llega casi con demasiada facilidad, cambiará su vida una y otra vez. Usted huye con frecuencia de los lugares demasiado íntimos. Las parejas de otras personas le encantan…, y no puede resistir ningún desafío, como el de perseguir a alguien que no lo encuentra atractivo. Pero su corazón es más tierno de lo que usted cree.

 

Aries ascendente Cáncer

Aunque a usted le gusta salirse con la suya, prefiere avanzar dando rodeos y evitar los ataques frontales. Su ascendente diluye su impulso y su dinamismo congénitos, con la cantidad justa de suavidad y discreción.
Aun así, su intenso temperamento ariano suele irrumpir a través de su cascara habitualmente tranquila, y nadie se cree que usted pueda mostrarse suave por mucho tiempo, pese a sus cuidadosas maneras. Pero por lo general usted no suele gritar, aunque apoya a quienes lo hacen.
Su mezcla de fuego y agua produce tal cantidad de vapor a presión que usted se ve forzado a dejarlo salir…, y la pista de baile es su válvula de escape favorita. Usted tiene la valentía de Aries, pero es más mental que física: luchará por una idea, pero nunca empleará los puños. Y aunque su constante ensoñación forma ideas muy originales, también posee un especial talento para adaptar las viejas ideas de otras personas, haciéndolas parecer nuevas.
Usted nació para oscilar entre dos caminos: el de la libertad absoluta y el del amor del hogar. ¿Debe hacer ese excitante viaje al extranjero o quedarse y cambiar los azulejos del baño? El conflicto constante implica que muchas veces desee patearse a sí mismo por haber elegido mal, para después convertir su elección en un triunfo de todas maneras.
Gana amigos con facilidad y es un comediante nato; pero por favor, ¡no se ría demasiado a expensas de otras personas! Cuando cree en una causa, es capaz de mover montañas, y aplicar la misma energía invencible a las conquistas amorosas.

 

Aries ascendente Leo

El fuego de su signo solar se une al fuego de su ascendente, creando un infierno interior que lo convierte en una persona, acaso, demasiado ardiente: usted puede ser un líder nato o un despótico dictador; o ambas cosas a la vez. Sin duda, el poder y el éxito le importan.
Usted anhela codearse con los ricos y poderosos, pero se lo impide una veta perezosa que lo hace preferir descansar con los pies en alto en vez de partirse la espalda en algún proyecto.
Esta combinación da una persona franca y espontánea: lo que los otros ven suele ser lo que reciben, y aunque puede irritarse repentinamente, sus enojos no duran mucho, pues usted no es mezquino ni rencoroso. Es el primero para reconciliarse y estará dispuesto a ignorar errores menores y defectos ajenos, siempre y cuando hagan lo mismo por usted.
El orgullo y la arrogancia pueden salir a relucir, pero gracias a su centelleante sonrisa, es fácil ver más allá de su jactancia. Como le encanta llamar la atención y ser el centro del escenario, casi todos lo dejan usufructuar las candilejas, porque usted es naturalmente divertido.
Necesita una válvula de escape para no cargar sobre su familia los problemas laborales. ¿Qué tal algún deporte? ¿Y teatro amateur? La adulación puede perderlo, y le encantan los símbolos de clase social, cuanto más costosos mejor; aunque con su natural don para las finanzas, el dinero siempre parece llover del cielo.
Y lo mismo ocurre con el amor: de carácter juguetón aunque poderosamente apasionado, usted garantizará la risa y un futuro colmado de amor.

 

Aries ascendente Virgo

Quien se atreve, gana… ¡A veces! Pues mientras su faceta ariana anhela lanzarse de cabeza al peligro y la excitación, su impulso Virgo trabaja para retenerlo. Aries siempre salta el primero, pero Virgo debe echar antes una buena mirada, con lentes de precisión. Usted nunca se contiene durante mucho tiempo, y a menudo esa dilación vital puede salvarle el pellejo.
Virgo le aporta una dosis de sentido común de la que en otro caso carecería. Usted es muy capaz y práctico, tiene buen ojo para los detalles y más perseverancia que el Aries medio. Su inclinación a la reflexión contribuye a disminuir su cuota de accidentes y errores, y pone freno a los riesgos innecesarios.
Otros le abren su corazón -usted podría ser un buen samaritano o el consejero ideal-, pero aunque las relaciones le importan, también disfruta intensamente de su propia compañía. Como siempre tiene un nuevo proyecto en mente, le agrada sentarse a evaluar los detalles y posibilidades.
En el amor, también es excitante y tranquilizador a un tiempo, porque adora la diversión lo mismo que la fidelidad para toda la vida. Se toma los votos muy, muy en serio. Y es tan honesto que sus amantes siempre saben que dice la verdad… ¡Aunque no siempre sea la que ellos preferirían escuchar!
Su odio a las multitudes suele tomar la forma de ocasionales vacaciones solitarias, a kilómetros de distancia de todo el mundo. Usted está fascinado por la salud, tanto la propia como la de otras personas, pero debe ponerle límites si amenaza con convertirse en obsesión.

 

Aries ascendente Libra

¿Alguna vez se ha preguntado por qué, en medio de una discusión, ha sentido el súbito deseo de interrumpir la pelea y empezar a negociar? ¿O por qué cuando está en pleno trabajo físico lo ha abandonado al advertir que se estaba ensuciando mucho las manos?
Bien, su faceta Libra, siempre meticulosa y consciente del estilo, disfruta de una discusión tanto como su faceta Aries; pero preferiblemente debe ser una discusión mentalmente estimulante, y no física. Y recomponer todos los pedazos rotos más tarde es igualmente divertido para su yo secreto, siempre conciliador.
Con una doble dosis de encanto, los demás se apiñan a su alrededor como las mariposas en torno a la luz. Libra suaviza la aspereza de Aries, lo que le evita a usted ser víctima permanente de toda clase de malentendidos. Su cerebro bulle de ideas brillantes y parece funcionar a un nivel diferente del de los demás, de modo que el estudio le resulta fácil a cualquier edad.
Generalmente de buen humor, usted mantiene un equilibrio óptimo y normalmente sabe manejar cualquier conflicto interior. Sin embargo, si reprime cualquiera de sus dos mitades opuestas, puede llegar a enfermar, así que le conviene manifestar ambas.
Usted no es tan independiente como le gustaría ser, y prefiere el apoyo de alguna relación íntima a explorar la vida en soledad. Y como la cautela de Libra atenúa el típico estilo fogoso de actuar ahora y pensar más tarde, usted tiende a vacilar ante las decisiones de la vida, hasta que algún amigo o amante le da un necesario empujoncito.

 

Aries ascendente Escorpio

El frenético impulso de primero yo tan típico de Aries encuentra un útil aliado en el profundo y misterioso Escorpio, cuyo rostro impasible oculta sus ambiciones durante el tiempo necesario para llevar adelante el juego. Una vez que usted se ha programado con enorme determinación e inconmovible concentración, es tan difícil de detener como una bomba de relojería.
Su mayor peligro es la tentación de usar su sutil poder y su energía sobrehumana para sus propios fines y sin considerar el futuro con mayor amplitud.
También le conviene vigilar su carácter, que puede ser terrible, verdaderamente. ¡Y su ascendente le confiere a usted una lengua tan venenosa! Con todo, usted nunca es deliberadamente malvado, y se derrite del todo cuando ve una película tierna o cuando oye una canción nostálgica. Pero debe vigilar esos celos escorpianos capaces de arrojar sombras sobre la soleada y libre naturaleza ariana.
En lo emocional, usted es profundo, oscuro y casi demasiado apasionado para cualquier amante. Late en usted algo irresistiblemente misterioso que hace que los demás siempre vuelvan por más, y aunque nunca lleguen a conocerlo del todo, ese fragmento de su personalidad que vislumbran es más que suficiente para ellos.
Usted no es partidario de segundas partes, y si no puede encontrar a su pareja perfecta, prefiere seguir solo. Pero es probable que intente vínculos más felices en una relación a distancia con mucha independencia y toda la excitación de la cita romántica para avivar las llamas del deseo.

 

Aries ascendente Sagitario

Valeroso y aventurero, usted vive para el presente, y su gran sentido de la diversión y de la sociabilidad hace que la gente se sienta bien a su lado. Su carácter abierto y amistoso, así como su devoción de cachorro para con aquellos a quienes ama, podrían evaporarse, sin embargo, si esas mismas personas intentaran atarlo.
Los viajes, desde luego, le encantan. Apenas si puede esperar hasta guardar sus botas de nieve y sus esquíes antes de sacar su traje de baño y gafas de sol y salir otra vez en pos de la aventura. Y es el perfil perfecto para un cálido romance veraniego.
Los nativos de esta combinación carecen absolutamente de tacto, característica que podría hacerle perder amigos si ellos no estuvieran seguros de que en verdad usted no dijo lo que dijo en serio…
Trate de no desperdigarse demasiado y de no responsabilizarse tanto de las cosas, para no decepcionar a los demás ni a usted mismo. Usted es capaz de infundir, fácilmente, confianza y entusiasmo, para que otros hagan su trabajo sucio, dejándole libertad para concebir esas ideas raras y brillantes que a usted se le ocurren.
No siempre conoce el significado del miedo, y suele intervenir sin vacilar si advierte algún tratamiento injusto. Su faceta sagitaria-na le proporciona una buena suerte natural, que lo mantiene a salvo de cualquier infortunio… ¡Aunque a veces por un pelo!
Usted trabaja y juega duro -demasiado para algunos- y en general, su compañía resulta refrescante y deliciosa. Sin embargo, no debe permitir que su miedo a ser atado le impida sintonizarse con el amor.

 

Aries ascendente Capricornio

¿Por qué su optimismo y alegría naturales dan paso a accesos de tristeza y duda? ¿Puede ser por su ascendente, el melancólico Capricornio, que cavila entre bambalinas? Casi siempre, su faceta práctica y secreta lo ayuda a canalizar sus energías en ambiciones serias y en trabajo duro y sólido. Eso, junto con sus pensamientos e ideas inspiradas y prolíficas, hace que los demás reparen en usted. Pero también significa que posiblemente necesite tiempo para poner de acuerdo su mente y su corazón.
Físicamente tan resistente como las botas viejas, y con capacidad para florecer soportando penurias que derrotarían a la mayoría de las personas, es posible que el respeto demasiado rígido a la rutina y la tradición acabe por reprimir algunas de sus acciones: suéltese y preste más oído a su corazón y menos a su cabeza.
Usted prospera en las grandes organizaciones, pero trate de no avasallar a demasiados empleados menos ambiciosos en su camino hacia la cima. Usted no se engaña tan fácilmente con los halagos como los otros Aries, y verdaderamente puede conseguir que los otros trabajen al máximo. ¡Como los faraones egipcios, que lograron construir las pirámides moviendo un solo dedo!
Quien consiga atravesar su resistente corteza, quedará sorprendido ante un corazón cálido y sentimental, ese que tanto le preocupa ocultar. Usted es un amante absolutamente leal, y puede hacer sacrificios notables por sus amigos. Estará más en paz consigo mismo si presta atención a su faceta optimista y no se preocupa demasiado por las posesiones.

 

Aries ascendente Acuario

Ojos centelleantes y la mirada siempre fija en el futuro… No cabe duda: usted es un aventurero. La magia de Acuario le proporciona una visión tan extraña de la vida que con frecuencia los demás lo consideran un loco excéntrico.
No se avergüence de ser tan peculiar, siempre fuera del ritmo que marca la multitud. Mientras no se dedique exclusivamente a espantar a los otros por placer, podrá quitar de su camino todas las restricciones mezquinas y muy pronto irrumpirá a toda velocidad en esa zona de éxito que le es propia.
Su capacidad de ver siempre el cuadro completo significa que usted carece por completo de prejuicios: toma a las personas tal cual son, y parece tener una fuerte inclinación a coleccionarlas…, tanto en calidad de amigos como de amantes.
Pero bien oculta detrás de su superficie sociable acecha la necesidad de que todo sea según su deseo, lo cual implica abandonar a sus camaradas e incluso a sus parejas cuando le parece, y después volver a desempolvarlos y recuperarlos si así se le antoja.
Además, tiende a preferir la cantidad a la calidad, aunque carece de malicia, y su mayor defecto secreto es pensar que no puede seguir el juego. ¡Cuando en realidad es usted quien se resiste a jugarlo!
Amante de la libertad y del aprendizaje, usted nunca intenta atar a las personas ni obligarlas a seguir sus opiniones. Las personas le importan muchísimo más que cualquier otra cosa, aunque a veces le resulte problemático expresar sus sentimientos. Deje que los actos hablen más claramente que las palabras, pues nadie se comunica mejor que usted con el lenguaje del cuerpo.

 

Aries ascendente Piscis

El sensitivo y soñador Piscis lo hace arder a fuego lento. Usted no se enoja ante el primer insulto, pero una vez desatada, su furia puede ser muy difícil de aplacar. Y su nebulosa mezcla de agua y fuego le da un aire encantador, un poco perezoso, es cierto, con la cabeza en las nubes…, y demasiado proclive a perderse en la niebla.
La influencia de Piscis coarta un poco su personalidad práctica y resuelta a concretar. En el peor de los casos, usted puede ser perezoso y vago. Pero esa misma influencia puede hacer emerger en usted al libre pensador, volviéndolo imposible de adaptar. Y hay en usted una capacidad creativa natural que su energía ariana puede ayudar a materializar.
Pero cuidado con la tendencia pisciana a excederse en la comida y en la bebida, ¡porque Aries tiene que cometer todos los excesos!
No se permita caer en la autocompasión cuando las cosas andan mal, y en el trabajo póngase a la cabeza de la fila, pues en otro caso terminará siendo un servidor frustrado en lugar de ser el rey del castillo, función que le corresponde por derecho propio.
El amor es muy importante para usted, pero su corazón se lastima con facilidad. Trate de darse tiempo para pensar antes de zambullirse de cabeza… ¿Para qué tanta prisa?
Posee una fuerte voluntad, como todos los tipos de Aries, pero puede ser muy voluble, y su prolífica imaginación acaso le provoque toda clase de miedos poco reales. Pero no hay nadie como usted: muy perceptivo de los sentimientos ajenos, pero independiente; muy cuidadoso y amable, pero sin convertirse en felpudo… Cuando los estados depresivos de Piscis se ciernen sobre el horizonte, el optimismo de Aries los diluye rápidamente: ¡nunca caído por mucho tiempo y jamás derrotado!