SATURNO SR

La Conjunción de Saturno con Neptuno en la Carta Natal.

Encontraremos este aspecto entre las personas que huyen para no afrontar las responsabilidades. A estos nativos, las responsabilidades les pesan como una losa, generalmente suelen fracasar al asumirlas, lo que les genera un gran sentimiento de culpa y pesimismo. Son personas que pueden tener también un destino pasivo, debido a alguna enfermedad o incapacidad, y que se ven amenazados por un sentimiento de derrumbamiento o de parálisis; se sienten incapaces de enfrentarse a las cosas y tienen miedo a perder el control.

Sus sueños e ideales están relacionados con el sacrificio, el sufrimiento o la renuncia y tienden a adoptar el papel de mártires. Hay asimismo en ellos predisposición a la melancolía o a la desconfianza, unido al peligro de aislamiento. Sus conceptos son profundos pero pesimistas. Por otro lado, cultivarán una gran autodisciplina o una actitud ascética para tratar de llevar a la realidad sus sueños o ideales, lo que constituye el gran reto de estos nativos.

Con frecuencia, el padre puede estar enfermo o incapacitado, o bien será débil de carácter o estará alejado del mundo real: puede ser también que sea una persona que rehúya las responsabilidades o que sea incapaz de hacer las cosas; finalmente, también puede ser una carga o una víctima.

A estos nativos, les es muy difícil asumir el papel de padre, imponer límites o disciplina y, por otra parte, les agobia sentirse demasiado controlados.

Esta conjunción suele ser bastante común en las personas que se dedican a una vida religiosa, especialmente los monjes o ermitaños, los que se desapegan de lo material o los que dedican su existencia a remediar el sufrimiento de la humanidad. Puede favorecer una vida de abstinencia o el sacrificio de la misma en pro de un ideal altruista o humanitario. En cualquier caso, hay una predisposición para dedicarse a los demás. Por otra parte, estos nativos sienten interés por el arte en todas sus formas, y también por la ecología, por los problemas sociales y por las enfermedades y epidemias.

En algunos casos, se muestran humildes exteriormente, pero en su interior se creen elegidos por Dios para llevar a cabo alguna misión trascendental. Su carácter suele tener un lado mundano o materialista y otro idealista o altruista. Corren peligro de ser objeto de algún escándalo o difamación.

En el plano físico, puede favorecer dolencias crónicas de causa confusa o desconocida. Psíquicamente, estos nativos pueden tener una imaginación enfermiza y una tendencia a la ansiedad y las depresiones.

Como ejemplo de esta conjunción voy a escoger la carta natal de Abraham Lincoln, sobre todo porque dicha conjunción era Dominante en su carta por estar situada en el Medio Cielo. Lo cual marcaría muchísimo su destino, vocación y orientación profesional.

 

Aspectos Armónicos entre Saturno y Neptuno en la Carta Natal

Es una combinación excelente, Saturno aporta realismo y sentido práctico a los elevados ideales de Neptuno, favoreciendo la posibilidad de materializarlos. Son personas con los pies en la tierra, pero al mismo tiempo pueden remontarse a gran altura. A la vez, son capaces de usar la inspiración de un modo hábil y constructivo, o de aplicar la intuición a los negocios mundanos y la vida práctica.

Grandes fieles y trabajadores, prudentes, previsores y atentos al detalle, constantes y perseverantes, dotados de habilidad para disponer y ordenar las cosas. A pesar de su generosidad e idealismo, también son astutos también son astutos y sagaces y capaces de proteger sus propios intereses. No se engañan y conocen sus propias debilidades.

Son ideales para organizar y distribuir y para los asuntos tácticos y estratégicos. Es un excelente aspecto para militares, escritores y artistas, aunque generalmente su destino no está marcado por la suerte, sino que deberán remontar numerosos obstáculos o afrontar conspiraciones de carácter poco claro. Por ejemplo, lo podemos encontrar en la carta natal de Miguel de Cervantes ejerciendo su influencia en la casa III de la literatura.

Estas personas tienen una habilidad especial para trabajar de forma reservada o incluso oculta, como sucede en el caso de los investigadores y gran capacidad d para descubrir o solucionar misterios. Un ejemplo, lo podemos encontrar en la carta del doctor Ramón y Cajal.

Sienten inclinación hacia los asuntos espirituales y suelen ser miembros de sociedades místicas, religiosas u ocultistas, por ejemplo lo podemos encontrar en la carta del yogui Paramahansa Yogananda.

Por otra parte, son altruistas y compasivos con los necesitados, y resultan excelentes como consejeros poderosos.

 

Aspectos tensos entre Saturno y Neptuno en la carta natal.

Estos aspectos tendrán similares efectos a los de la conjunción, pero hay una tendencia a acentuar el lado negativo de la misma. De personalidad muy contradictoria, con un conflicto entre la realidad y la fantasía, aquí tendremos personas que parecen estar en otro mundo, y que huyen de las responsabilidades o son incapaces de afrontarlas, buscando ansiosamente el aislamiento y el retiro. Otras en cambio se valdrán de toda clase de medios astutos, retorcidos, maquiavélicos e intrigantes para tratar de conseguir sus fines. Por otra parte, corren peligro de ser objeto de escándalos, y de caer cuando estan en la cima. Un ejemplo lo podemos encontrar en la carta natal del que fuera presidente italiano Silvio Berlusconi y los escándalos sexuales en los que se vió envuelto.

Estos nativos se sienten atraídos por proyectos o ambiciones fantásticos e impracticables. Su falta de sentido práctico hace que sus juicios o valoraciones sean en general erróneos y los llevana desengaños en la vida amorosa y a pérdidas o derrotas en la vida económica o profesional. Sus ambiciones o ilusiones suelen frustrarse, los amigos pueden traicionarlos, ser parásitos o llevarlos por malos caminos y pueden sufrir además asechanzas y maquinaciones de enemigos secretos. Aunque son muy recelosos, es posible que reciban ataques ocultos o a traición. Son personas con graves temores y ansiedades, fobias y neurosis, o complejos de inferioridad que dominan o amenazan su personalidad. Están llenos de confusión y dudas y a menudo se sienten mártires y buscan compasión mediante el sufrimiento.

Pueden padecer enfermedades psicosomáticas y recibir ataques de carácter mágico o psíquico, también corren un posible peligro con las drogas.

 

La Conjunción de Saturno con Plutón en la Carta Natal.

Esta conjunción produce personalidades dominadas por una profunda ambición y que, para lograr sus fines, son capaces de actitudes espartanas o de gran austeridad, aunque, al mismo tiempo, en su interior recelan o desconfían del poder.

Estos nativos soportarán las pruebas que sean necesarias para alcanzar el éxito, y es muy probable que lo logren gracias a su enorme persistencia y determinación. Tienen proyectos e ideas profundamente renovadores, y lograrán lo que deseen mediante un proceso de transformación. Trabajan por convertirse en figuras de autoridad, aunque tienen gran desconfianza hacia éstas e incluso las combaten. Si tratan de controlarlos o imponerles algo, reaccionarán violentamente. Se preparan para acceder a los puestos más altos, pero pueden sentir escrúpulos a ejercer dicha autoridad. Son personas excepcionalmente serias y responsables.

Con razón o sin ella a menudo se sienten perseguidos, por lo que tienen facilidad para identificarse con los que han sido apartados de la sociedad, perseguidos u oprimidos, con los que sufren un destino cruel a causa de su raza, religión u otros motivos. Un ejemplo lo tenemos en Santiago Carrillo, líder del Partido Comunista de España, fue perseguido durante la dictadura de Franco, obligado a permanecer durante muchos años en la clandestinidad.

Con gusto aceptan responsabilidades a favor de los oprimidos y se alejan de los opresores. Son los grandes regeneradores de la sociedad, que identifican sus lacras y luchan por transformarla. Esta combinación favorece la sabiduría y la purificación mediante el sufrimiento, y el valor educativo del mismo. Estos nativos tendrán que afrontar las pruebas y las crisis más graves, ya sean sociales, financieras o de salud, por ello sentirán grandes miedos y se pondrán muy a la defensiva.

Son personas con vivencias dramáticas, que crecen mediante la destrucción para luego renacer. Tienen asimismo terribles enemigos ocultos y sufrirán toda clase de intrigas y complots. Albergan graves sentimientos de ira, impotencia, celos o frustración y también pueden experimentar angustia, depresión, soledad o deseo de suicidio. Desarrollarán una gran capacidad de autodefensa, y llevarán a cabo la destrucción del Yo para crear un nuevo estado de conciencia, así como experiencias que sacudirán la estructura de su personalidad y los catapultarán a un nivel de conciencia distinto.
Experimentarán terribles procesos de muerte interna enfrentándose a la pérdida o la destrucción de algo profundamente amado o deseado -una persona o un ideal-, lo que producirá en ellos un sentimiento de desapego y aprenderán a dominar sus emociones. Gracias a ese proceso interno de muerte y renacimiento y a estas pruebas, obtendrán un conocimiento en extremo profundo. Tras tocar fondo, surgirán de sus cenizas con un nuevo modo de ver la vida. A la vez, estos nativos vivirán graves crisis y sucesos trascendentales tanto en su vida afectiva como en el matrimonio.

Es un aspecto excelente para los que tienen que aceptar responsabilidades y detentar el poder, tanto en el ámbito físico como en el espiritual, pues favorece su utilización controlada y responsable.

 

Aspectos Armónicos de Saturno con Plutón en la Carta Natal

Estas personas vivirán las mismas experiencias que ya he descrito en la conjunción, sólo que con una trayectoria más armónica y unos resultados potencialmente más positivos. Estas personas están dotadas para conocer y entender las grandes y sutiles fuezas que gobiernan la vida y la naturaleza,  tanto desde el punto de vista físico como espiritual. Poseen una enorme voluntad y persistencia para conseguir lo que se proponen y son ideales para dirigir a otras personas. Están capacitados para asumir grandes responsabilidades y para alcanzar los más elevados objetivos, ya sean materiales, políticos o de otro tipo. Son gente que construyen su vida sobre una base muy firme por lo que no es probable que fracasen. Además, tienen gran lucidez para elegir los medios y tácticas que los llevarán a alcanzar sus metas, y son conscientes de su propia importancia y del papel que están llamados a desempeñar. Recibirán consejo o apoyo material de personas sabias y de avanzada edad y experiencia y, a su vez, ellos ayudarán a personas en dificultades y a los más oprimidos y marginados de la sociedad. Entre los líderes españoles podemos poner como ejemplo la carta del Rey Juan Carlos I y la de José María Aznar.

 

Aspectos Disonantes de Saturno con Plutón en la Carta Natal

Aquí se dan también las mismas tendencias que vimos en la conjunción, sólo que tienden  a canalizarse de un modo más tenso y disonante, por lo que es probable que se manifieste más o tenga un mayor peso el lado negativo de la misma.

Estas personas tendrán que enfrentarse a terribles y muy dolorosas pruebas en todos los ámbitos de la vida. A menudo se sienten atados o “encarcelados” por pesadas responsabilidades, que le causan un sentimiento de frustración o desilusión. El fracaso o la ruina los amenazan, sienten que una “mano negra” aniquila lo que construyen, y se sienten perdedores, desgraciados o víctimas. Claro que tener un planeta benéfico Dominante en la carta podría mitigar un poco esta influencia negativa. Estas personas, tienen tendencia a rehuir sus responsabilidades, que son vistas como un grave problema y no como un premio o un merecimiento. El camino de sus vidas está plagado de dificultades, lo mismo que el camino hacia el éxito, por lo que recurrirán a “lo que sea” para lograrlo.

Sienten gran temor al infortunio y a las calamidades de la vida, lo que puede llevarlos a recurrir a toda clase de métodos para conservar su estatus o defender sus posiciones. Pueden ser opresores o víctimas de la opresión, y también personas rígidas y moralistas, obsesionadas con las formas o muy autocontroladas.

Un ejemplo lo podemos ver en la carta del expresidente del Gobierno de España Adolfo Suárez, cuya vida familiar -Saturno en casa IV- ha estado marcada por la enfermedad y la pérdida.

 

La Conjunción de Saturno con Urano en la Carta Natal

Estamos ante dos energías completamente opuestas, por ello su fusión origina tensión y conflicto. La tradición, disciplina y deber de Saturno se combina con el individualismo y la rebeldía de Urano, formando una mezcla explosiva. Por un lado, da como resultado una ruptura radical con la tradición y un cuestionamiento de la autoridad, con grandes cambios y revoluciones. Pero por otro, Saturno da forma a las nuevas ideas de Urano, las institucionaliza y las materializa.

Estos nativos mantienen el equilibrio entre intuición y racionalismo. Por otra parte, su anhelo de libertad y de elegir el propio camino choca con las restricciones sociales. Con ellos llega el cambio, la reforma y el progreso, los inventos y los avances tecnológicos. Elevados ideales los animan y son intolerantes con las personas vulgares o superficiales. Asimismo, son radicales y progresistas, pero al mismo tiempo se inclinan a respetar la autoridad y las costumbres. Por un lado, son muy radicales, y por otro tienen un gran miedo a los cambios. Cuando domina Saturno, la persona se opondrá a los cambios y luchará firmemente contra ellos.

En muchos casos, son conservadores en la juventud, pero se vuelven progresistas en la madurez. Algunos de estos nativos son demócratas de espíritu y autoritarios en la praxis, por lo que suelen ser inflexibles y caer en actitudes tiránicas y dictatoriales, llegando incluso a tener reacciones violentas. En muchos casos, el padre será de un carácter tiránico y estos nativos se rebelarán contra él y contra toda figura de autoridad, pero otras muchas veces se parecerán cada vez más a su progenitor. Por otra parte, son personas que poseen una gran firmeza, determinación y perseverancia, así como una enorme voluntad, mostrándose siempre dueños de la situación.

Para experimentar una verdadera libertad, estas personas tendrán que aprender la lección de la autodisciplina, y aceptar voluntariamente la responsabilidad.

Esta combinación fomenta un gran interés por la astrología y las ciencias ocultas, así como por las matemáticas y las ciencias en general.

Físicamente, favorece una gran tensión nerviosa y el peligro de sufrir accidentes, fracturas de huesos y caídas.

Como ejemplo puedo poner la carta natal del cantante Bob Dylan.

 

Aspectos Armónicos de Saturno con Urano en la Carta Natal.

Cuando estos dos principios se relacionan de manera armónica el resultado será mucho mejor y los frutos mucho más positivos, pues entonces combina armoniosamente la iniciativa de reforma con el sentido común y favorece la voluntad, la concentración y el vigor mental. La premeditación y la lenta preparación se combinan armoniosamente con el impulso y la acción. Son nativos muy dinámicos y enérgicos, con un carácter fuerte, y que se sienten impulsados a dirigir a sus semejantes. Es una posición favorable para desempeñar cargos de responsabilidad, administración y gobierno, pues son organizadores y coordinadores de grandes proyectos, con una clara visión de sus objetivos. Un ejemplo lo podemos ver en la carta natal de George Washington.

Las armonías entre Saturno y Urano también son muy buenas para aquellos trabajos que requieran paciencia y prudencia, pero al mismo tiempo originalidad, y es excelente para trabajos científicos y de investigación, ya que combina la inspiración genial con el ordenamiento de los hechos y la capacidad para construir una teoría. Algunos ejemplos los podemos encontrar en la carta natal de Isaac Newton o de Louis Pasteur.

Asimismo las armonías entre Saturno y Urano son ideales para matemáticos y científicos. Estos nativos poseen un intelecto muy desarrollado y una comprensión sutil y muy penetrante, además de mostrar notable fortaleza y determinación ante las grandes pruebas. Cuando deciden algo, tienen la voluntad suficiente como para lograrlo. el éxito llegará tarde y será preciso superar grandes dificultades o correr riesgos calculados, incluso pueden llegar a sufrir algun tipo de violencia. Sin embargo, estos nativos sabrán aprender de sus experiencias y adquirir disciplina. Valoran las cosas materiales pero también saben desapegarse de ellas.

 

Aspectos Disonantes de Saturno con Urano en la Carta Natal.

Las buenas cualidades no quedan anuladas, pero hay que tener en cuenta que aquí Saturno bloquea a Urano, es el quiero y no puedo, con lo que causa grandes restricciones y limitaciones, que incluso pueden llegar a ser visibles, como en el caso de un accidente que deje paralizado al nativo como le ocurrió al actor Cristopher Reeve.

Las personas con tensiones entre Saturno y Urano, sucumben ante contradicciones internas irreconciliables. Si domina Saturno, se opondrán ciegamente a los cambios. Si domina Urano, en cambio se sublevarán contra el orden establecido. Pueden actuar de un modo totalmente opuesto a como piensan, o tener comportamientos excéntricos o extravagantes.

Son personas obstinadas y pueden ser destructivas o autodestructivas. Sin embargo, también tienen talento o genio, pero pueden canalizarlo mal o creerse más listo de lo que son.

Les cuesta romper con el pasado, pero al mismo tiempo les es imperioso hacerlo. Su futuro depende de la ruptura de viejos lazos que los atan. En ocasiones, tienen un carácter caprichoso o violento, rebelde o desobediente, y pueden ser arrogantes, altaneros o engreídos con los demás. De temperamento mal humorado, irritable y colérico-melancólico, oscilan entre las actitudes melancólicas y las temerarias o desafiantes. Tienen un irreprimible deseo de poder o dominio y pueden reaccionar de forma histérica. A menudo, proclaman las libertades y aman el progreso, pero actúan de forma dictatorial y despótica. A pesar de su prepotencia exterior son sin embargo personas débiles o inseguras, cuya actividad puede ser imprudente y sus posiciones insostenibles.

Mantienen actitudes drásticas y autoritarias, tienen dificultad para adaptarse a las circunstancias y les falta habilidad para aprovechar los momentos favorables. Son impacientes y no tienen tacto. Por otra parte, tienen propensión al pesimismo y a experimentar frustración. Tienden al fanatismo en sus ideales y forma de pensar, y suelen tener una vida inestable o tormentosa, en la que surgen acontecimientos que no se controlan y crean inseguridades, en general un destino sometido a numerosas caídas y comienzos.

Es una combinación claramente violenta y peligrosa para la salud de estos nativos, que los inclina a tener accidentes, roturas de huesos, caídas o parálisis. Favorece los cálculos renales o biliares y también la artritis y la arteriosclerosis.

 

Aspectos de Saturno al Ascendente en la Carta Natal.

Esta conjunción confiere a la personalidad y apariencia exterior los rasgos del sobrio y severo Saturno. Los nativos tienden a ser serios, rígidos, disciplinado y reservados. Son fríos y cerebrales  y, la cabeza domina el corazón. A la vez, son tímidos, introvertidos y también inseguros, y les cuesta expresar los impulsos y emociones, por lo que tienden a aislarse. Sin embargo son personas trabajadoras, siempre entregadas de pleno a sus deberes y responsabilidades. Por otra parte, tienden a ser austeras y concentradas. Tienen propensión al pesimismo, la melancolía y a toda clase de temores. Ven la vida desde su lado más duro. Fisicamente, suelen ser huesudas, delgadas y alargadas, como por ejemplo el bailarín y actor Fred Astaire.

 

Los aspectos armónicos suavizarán un poco los severos rasgos de Saturno, aunque éstos no desaperecerán del todo. Al mismo tiempo, potencian los más positivos. Dan personalidades muy íntegras y honestas, serias, responsables y con un fuerte sentido de la justicia. Estos nativos son muy prudentes y pacientes y están dotados de excelentes cualidades intelectuales. Físicamente, son personas resistentes y longevas.  Por ejemplo, la cantante norteamericana Tina Turner.

 

Los aspectos disonantes no eliminan las virtudes “saturninas”, pero nos muestran generalmente la cara más temida del planeta. Incrementa la tendencia a los temores, la timidez, la inseguridad, la predisposición a encerrarse en sí mismo o a bloquear sus emociones y afectos. El nativo es entonces suspicaz y cauteloso y tiende al pesimismo y la melancolía. Pero tras todas estas cosas, esconde una enorme ambición. Exteriormente presente un carácter seco y frío, que aboca irremediablemente a la soledad. Estos aspectos propician malas experiencias en el hogar y la infancia, e igualmente con los padres; cabe la posibilidad de orfandad o infancia sin afecto. Es sobre todo una posición especialmente dura para la felicidad y el matrimonio. Como ejemplo puedo poner el del rey Felipe II de España.

 

Aspectos de Saturno al Medio Cielo en la Carta Natal.

La conjunción hará que la persona tenga un destino “saturnino”. Puede llegar muy lejos en el ámbito profesional, material, intelectual o espiritual, pero casi siempre ocurrirá en la segunda mitad de su vida. El individuo tendrá gran ambición y será muy previsor además de estar dotado del sentido de la responsabilidad y la disciplina. Desde niño deberá afrontar grandes cargas y obligaciones de familia y el hogar. Es una persona que persigue la estabilidad y la consolidación en su vida profesional, material y familiar. Administrador excelente, como jefe puede ser muy severo o tiránico. Tras una lenta y laboriosa elevación, puede sobrevenirle una fatal y repentina caída. Un ejemplo que puedo poner es la carta natal del exalcalde de Marbella Julian Muñoz, que tras alcanzar el poder cayó por estar implicado presuntamente en casos de corrupción.

 

Los aspectos armónicos suavizan los rasgos más indeseables de Saturno y potencian sus mejores virtudes. El nativo es responsable, reflexivo, constante y disciplinado en su trabajo, así como honesto, prudente y con dotes como organizador y administrador. También es laborioso, persistente y metódico. A causa de todas estas cualidades logrará elevarse social y profesionalmente. Son aspectos que también indican estabilidad en el hogar, protección del padre o de personas poderosas y ancianas y tendencia a continuar la tradición familiar. Como ejemplo puedo poner el del político comunista español Julio Anguita.

 

    Los aspectos disonantes no anulan del todo las virtudes de Saturno, pero tienden a mostrarnos el lado más temido del planeta. Atraen grandes dificultades, bloqueos o infortunios sobre la vida profesional, social y familiar del nativo. Pude vivir sometido a un jefe exigente y tiránico o a un padre de similares características. Tendrá que hacer frente a agobiantes cargas y responsabilidades, ya sea en la vida profesional o familiar, y poderosos enemigos podrán interponerse en su destino. En los peores casos hay posibilidad de que viva amargos fracasos profesionales, pérdida de posición, descrédito, ruina económica, esclavitud o dependencia, y que sus esfuerzos sean estériles. La desgracia y la fatalidad le pueden sobrevenir a la persona. Un caso lo podemos ver en la carta natal de la Princesa Diana de Gales, con un Saturno cuadrando a su Medio Cielo.